lunes, diciembre 25, 2006

Cómo hemos cambiado

Esta mañana he leído el artículo de Zeo en el nº18 de Cargad! y lo cierto es que ha logrado deprimirme.


Los tiempos han cambiado, el frikismo ha cambiado, GW ha cambiado y nosotros hemos cambiado.
Me pregunto si las olas que nos parecían monstruos cuando eramos marinos se nos figuran suaves ondas ahora desde la orilla o si las procelosas aguas del mundillo friki se tornan en un estanque cada vez más pequeño.

A cada nueva subida de precios / jugarreta de GW aparecen voces lamentándose, recordando tiempos mejores o que tal vez sufran el síndrome de Casandra y nos adviertan de un tiempo aun por llegar.
De vez en cuando aparece la película de turno que nos hace vibrar una vez más, sentírnos optimistas... hasta que GW toma una nueva decisión empresarial.

Es cierto que ya casi no jugamos a Warhammer; nos hemos ido esparciendo como una "diáspora friki" que dice Zeo... unos estamos en DBA, otros en Warmachine, otros en Confrontation, otros en Infinity...
Seguimos estando ahí, pero aquello que nos unía, aquella madre que nos crió, agoniza día a día.
Algunos pensaron que nos reagruparíamos en internet, que fundaríamos una sólida comunidad que podría mantenernos jugando a WH sin necesidad de GW, pero muchos foros han muerto y los que quedamos estamos bajos de pobladores. No fue esa la solución.

Aquellos barros trajeron estos lodos, y las políticas de GW han terminado causando una "ruptura generacional" de aficionados. Ya no hay continuidad; los viejunos nos vamos alejando de las mesas de juego porque las responsabilidades, los trabajos, las parejas y el ajetreo de la vida adulta nos deja poco tiempo.
Los más jóvenes ven como coleccionar un ejército GW es algo fuera de su alcance y, después de un par de compras, terminan siguiendo otros caminos. Parece que el único "cliente target" de GW son las compras ocasionales: navidades, cumpleaños... un dragón, un gigante o un demonio son una buena venta para una tienda, pero ese muchachito lo mismo podría haber pedido el barco pirata de playmobil.
Es triste (cuando no insultante) como, para GW, hemos pasado de ser aficionados a ser "targets", como nos describen en sus documentos internos.
¡Ay! como dice el tango:
¡Siglo veinte, cambalache problemático y febril!... El que no llora no mama y el que no afana es un gil! ¡Dale nomás! ¡Dale que va! ¡Que allá en el horno nos vamo a encontrar! ¡No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao!

Sólo Magic parece sobrevir con solvencia -contrariamente a lo comentado por Zeo en su artículo-. Es fácil para cualquier chiquillo comprarse un sobre por 4,15€ y, juntando 60 cartas ya tiene un mazo (que no será en absoluto bueno pero, considerando que los mazos de sus amigos -el llamado metajuego- serán similares al suyo, es tan competitivo como cualquier otro). Porque con una paga generosa de 5€ puede comprase un sobre ya (y sobrarle para chuches), pero le costará más de un mes comprarse una caja de regimiento de WH (bueno, con la nueva estafa de 10 minis de GW unicamente le costaría un mes) con el que tampoco podrá jugar, ya que necesitará un buen montón de cajas, personajes, monstruos, artillería... y todos sabemos que el término "ahorro" no está entre los utilizados por los niños.
Si, las ventas de Magic son notablemente buenas; las ediciones se agotan, los jugadores bisoños son legión y un buen montón de veteranos sigue en escena (yo mismo regreso al mundo de las carticas cada cierto tiempo y me sigue gustando como al que más).

Pero, en cuanto al mundo de las figuritas, la diáspora es un hecho y el metajuego local nos marca a fuego. Todos seguimos teniendo nuestros ejércitos WH ahí criando polvo, pero cada zona, cada ciudad y cada grupo de jugadores se decanta por un sistema.
Unos siguen siendo caros, como Confrontation, y otros, como DBA, unifican precio asequible (15-35€), economía del espacio, brevedad en las partidas, reglas bien hechas y diversión sin límites.

Esta diversificación nos enriquece tanto como nos separa ahora que la Madre Patria GW nos ha traicionado. Y tal vez estemos de vuelta a los tiempos ochenteros del rol, cuando todo se movía en grupitos, sin marketing, sin carísimas revistas de propaganda, sin mega-eventos alienantes en los que nos tratan como ganado estúpido y se alienta en nosotros una mentalidad consumista.
Quizás ese sea el punto, el enfoque que debemos darle a la situación actual. Y tal cómo hicieron aquellos protofrikis debemos sentir una pasión tan grande que haga que nuestra voluntad importe más que nuestro número, hacer apostolado entre los amigos, enseñar a aquellos que son más jóvenes invitándoles a nuestros pequeños cónclaves y a las jornadas de barrio.
Lao Tse dice "convierte los problemas en oportunidades", ese es el enfoque positivista; tenemos conocimientos y recursos (como internet) que no tenían en los ochenta ¡usemos esas herramientas! y conocemos el Lado Oscuro del frikismo (la corrupción y la traición de GW) ¡no caigamos en sus errores!

Es mejor encender una antorcha que maldecir la oscuridad.

lunes, noviembre 20, 2006

Más allá del rol en vivo

Hace un tiempo ví unas cuantas fotos y un par de manuales para LARP (Life Action Role Playing) y juegos de batallas en vivo (denominados Foam Figthing), pero en video resulta aun más interesante.



Básicamente consiste en diseñarse unas ropas de aspecto más o menos medieval fantástico y unas armas de gomaespuma. Una vez tienes los materiales no tienes más que llevar a tus amigos frikis al campo, hacer dos equipos y empezar a darse yoyas gritando como orcos.

El manual lo tenéis en Dagorhir
Y unos videos para que veáis de qué va el tema...

http://www.youtube.com/watch?v=vpeLlbe2OoI
http://www.youtube.com/watch?v=jquiM3us4Ts
http://www.youtube.com/watch?v=w1nz-Ue532A
http://www.youtube.com/watch?v=hg3OvI2nhcY

martes, septiembre 12, 2006

Clerks 2: Kevin regresa a Jersey

Hoy he tenido la gran suerte de ver en el cine (si, incluso pagando por ello) una de esas películas que pueden ser consideradas como especiales.
No es una película espectacular, ni con un gran reparto, ni con una moralina irritante, ni con un gran presupuesto... pero es una de esas películas que, al salir de la sala sientes que te ha ido calando sin que te dieses cuenta y que te hace reflexionar sobre aspectos de la vida que están ahí, instalados en tu cabeza, simpre presentes ya te obsesionen o ya evites pensar en ellos.
Kevin Smith ha vuelto a Jersey... y Bob y Jay han regresado de rehabilitación.



Hay quien siempre ha visto en Kevin Smith a un gamberro que ha pasado del cine independiente al comercial, a un jovenzuelo católico que gusta de los chistes soeces y las continuas referencias sexuales... casualmente son aquellos que no han tenido la fortuna de ver sus películas.


Posiblemente Smith no sea el director más regular (Mallrats era... peculiar y Jersey Girl cuestionable) pero sus guiones destilan genialidad.

Unos diálogos ingeniosos y divertidos, así como la presencia de unos pensamientos u obsesiones de fondo implícitos en cada una de sus películas es una de sus señas de identidad.

Clerks, su opera prima, a pesar de las deficiencias técnicas a causa de la total inexistencia de presupuesto nos insinuaba los valores de la fidelidad, la amistad y el amor verdadero sin una gota de moralina ni sensiblería.

Mallrats, posiblemente la menos brillante de sus películas, nos ofrecía una velada crítica al consumismo, a la televisión y a una sociedad falta de esperanzas y espectativas.

A la tercera llegó la obra maestra. Persiguiendo a Amy es, en mi modesta opinión, una de las tres mejores películas de todos los tiempos (bueno, para mi la primera ^^). Entrar a analizarla es como intentar describir la Capilla Sixtina con un par de adjetivos, solo puedo decir de ella que, a pesar de todas la veces que la he visto, cada visionado me pone al borde de las lágrimas. Sin duda el mejor guión y los mejores diálgos de toda la hisotria del cine. Un canto apasionado pero carente de barroquismo a la amistad y al amor que estremece el alma y marca el corazón de por vida.

Dogma nos ofrecía una muy inteligente visión del catolicismo y de todas las cuestiones morales que lo rodean desde el punto de vista de Smith, un católico lleno de dudas y disensiones. Una gran película que fue visionada apreciando solo lo superfecial desafortunadamente.

En Jay y Bob el Silencioso Contraatacan Smith se permitió un guiño a sus fans, a todos aquellos que querían más de Jay y Bob antes de la anunciada desaparición de los personajes. Una comedia alocada pero alejada de lo banal que ofrece una ácida y acertada visión de Hollywood.

Con Una Chica de Jersey el gordito de Leonardo sufrió su primer fracaso. La decisión de abandonar a los personajes de la llamada "pentalogía de Nueva Jersey" y sus propias obsesiones, dudas, miedos y esperanzas relacionadas con su reciente paternidad fueron alguna de las causas que causaron decepción en su público.


Contrariamente a lo que pudiera parecer Clerks 2 no es una comedia americana al uso, ni una gamberrada como el distribuidor español se dedica a promocionar de un modo lamentable; más bien se trata de una de esas películas que, carentes de adornos y frusilerías, con sutileza y un irresistible encanto, nos señala sentimientos, pensamientos y emociones que residen en el interior de cada uno de nosotros. Se trata de una delicia para los sentidos, un té de delicado aroma que calienta el estómago en lo más frío del invierno, una genialidad escasa en nuestros días e inapreciable para algunos, un aware [término japonés que intenta describir las sensaciones provocadas por la belleza de las cosas efímeras] que llenaría de gozo los sentidos de cualquier místico zen hasta saturarlos de maravilla y genialidad.

Se trata, en suma, de una oda cantada con medestia a la amistad, al amor y a la importancia de los sueños y las pequeñas cosas, que se mezclan con la alegría del reencuentro de sus personajes más queridos, salpicada con sus juegos y marcas de fábrica que formarán otra pequeña delicia a descubrir por sus seguidores.

Era justo y necesaro que, en el actual panorama de mediocridad cinematográfica, entre duelos a espada, thrillers lamentables y saturación de mal cine de terror, Kevin Smith regrasase a Leonardo, en la gran Nueva Jersey, para refrescarnos e iluminarnos (si no salvarnos) con su retorno a la más absoluta genialidad.

domingo, junio 25, 2006

Garmarna - Vänner och Fränder

Voy a intentar sacar partido de la herramienta de YouTube para integrar videos en blogs. A partir de ahora iré colgando algunos videos interesantes, ya sean musicales o no.



Garmarna es un grupo sueco que lleva varios años mezclando sonidos tradicionales con nuevas tendencias.
Este tema (Vänner och Fränder) pertence a su primer disco, Guds Spelemän, publicado en 1996.

Endakil ficha por Wolf Miniaturas

EDITO: Considerando que aun hoy mucha gente llega de uno u otro modo a esta entrada, creo conveniente aclarar que cesé mi colaboración con la tienda de Wolf Miniaturas alrededor de un año más tarde. Internet es una suerte de cápsula del tiempo para estas cosas, así que aclarado queda; ya no me encontaréis por allí ;)

Si deseáis encontrar una tienda del gremio en Vizcaya tenéis varias algunas buenas alternativas. Las más interesantes son El Barbas y Guinea Hobbies, ambas altamente recomendables por la profesionalidad y la honradez de sus propietarios.

El Barbas
Grupo Loizaga nº1, Barakaldo

Guinea Hobbies
c\Basagoiti nº32, Algorta-Getxo




sábado, marzo 04, 2006

Las locas aventuras de un friki en Grecia

Hace unos años me pasé de la fantasía épica a la novela histórica y la cosa mejoró mucho (no solo en cuanto a calidad literaria porque, quitando a Tolkien, no es que Margaret Weiss o Salvatore vayan a pasar a la historia por su talento). Y algo que me emocionaba especialmente era la posibilidad de viajar a esos lugares en los que uno ya ha estado gracias a sus lecturas; es algo así como la posibilidad de visitar Lothlorien.
Así que mi principal objetivo era seguir los primeros pasos de Alejandro y visitar Grecia antes de cumplir los 26 años (claro, no resulta muy atractiva la idea de darse un paseo por la antigüa Persia) tenía que pisar Atenas. De forma inesperada conseguí convencer a mi pareja y el pasado mes de Febrero salimos para allá.

Tan pronto como pudimos divisar el puerto del Pireo desde el avión me empecé a emocionar con el conocido "frenesí friki" (igual que el que sufrimos al entrar en una tienda llena de miniaturas), ¡por todos los dioses, ya estábamos allí!

Lo primero que uno descubre al pisar Atenas es que Grecia es un país de constrastes. Si, es un tópico, pero nunca ha sido más cierto. Gente de lo más tirada paseando junto a personajes vestidos de Dior, deportivos y coches de la Rusia soviética en la misma calle...
Y la locura. Los griegos parecen estar completamente locos; circulan a gran velocidad por el centro de la ciudad, los peatones cruzan la calzada por cualquier parte sin inmutarse porque los coches se acercan a toda velocidad, la gente se saluda a gritos de un lado a otro de la calle y se hablan a voces mientras se acercan... si, un lugar realmente curioso.

Cuando llegamos ya estaba anocheciendo pero yo no podía esperar más; dejamos las maletas en la habitación del hotel y salimos a toda velocidad, mapa en mano, en busca de la Acrópolis.
No dimos más que unos pasos por la avenida Athina, llegamos a Monastiraki y, al levantar la vista, ¡allí estaba!
Afortunadamente no hay documento gráfico de ese momento, en el que señalando no dejaba de repetir "la acrópolis, es la acrópolis, allí está la acrópolis, es la acrópolis..." con lágrimas de emoción en los ojos.
No quedó más remedio que ponerse a sacar fotos cual japonés y rondar por la zona hasta que empezó hacerse patente que tantas horas en avión cansan lo suyo, por lo que decidimos volver al hotel para poder madrugar al día siguiente.

Nos alojamos en un hotel céntrico, el hotel Eurípides, en la calle del mismo nombre. Habíamos leído en alguna crítica que el hotel estaba en una calle un tanto inquietante llena de gente con mala pinta. Me pregunto que clase de racista pondría ese comentario; nuestra calle era el punto de confluencia de los barrios de los hindús, los chinos y los árabes ¡por las muelas de Phillip K. Dick! eso era como vivir en Los Ángeles de Blade Runner. Por todas partes había tiendas de especias, peluquerías indias, carnicerías musulmanas... y las tiendas de chinos que hay en todas partes.
El hotel era modesto pero confortable, además el recepcionista hablaba bastante bien español, lo que ayuda a tranquilizar los nervios iniciales.

Al día siguiente nos levantamos alrededor de las 7:00 y, después de desayunar, salimos como alma que lleva el diablo hacia el conjunto de monumentos de Atenas.
Era una bonita mañana, con una sensación térmica de -14ºC y nieve que golpeaba como cellisca. Así que pasamos las primeras horas del día subidos en la Acrópolis rodeados de japoneses y sacudidos por el viento.
La primera sensación fue "¡oooohhh que bonito!" la segunda fue "¡jodó qué de mármol!". Es curioso que con la cantidad de mármol que tienen no te dejen coger nada del suelo; al más minimo movimiento sospechoso sale un tipo tocando un silvato y señalándote con el dedo. Eran bastante buenos en su trabajo, aunque yo también soy bastante bueno.

Según entras tienes a la izquierda tienes a las famosas cariátides del Erecteion. Es dificil reprimir el comentario: "mira, esas salían en mi libro de Historia del Arte".
Desafortunadamente no te dejan acercarte demasiado a pesar de que sean réplicas (las originales están en el museo) y todo sigue en esas obras que parece que no terminen nunca.

Después del incidente con el superhéroe del silvato y el dedo acusador visitamos el museo de la acrópolis.
Después de varios "¡oooh!" más disfruté de otro "momento friki": ¡es Alejandro, es Alejandro!
Hacía unas semanas que lo había pintado para mi ejército macedonio de DBA y allí estaba, mirándome con esa simpática mirada de tarado suya. Instante de gran emoción pero, aunque habría pasado días en ese museo, salimos apresuradamente porque aun quedaba mucho por ver.

El ágora romana, el teatro, la torre de astronomía, el cementerio...
Tampoco quiero extenderme demasiado pero, a pesar de la grandiosidad de todos los monumentos, el pequeño cementerio clásico fue el lugar más impactante. Preciosas tumbas con conmovedores epitafios y esculturas con una preciosa expresión de tristeza. En especial la tumba de dos hermanas (teneis la foto y ampliada en detalle junto a estas línesas), la de un joven soldado y la de un oficial de la caballería ateniense. Debería haber sacado fotografías a los textos para que no se me olvidasen, pero siempre recordaré lo emocionantes que eran (momento "aguantar lagrimilla").

A la altura del templo de Zeus hicimos una pequeña ofrenda en el Estanque de los Muertos. Seguramente también estaba prohibido, pero uno sentía la obligación de echar unos óbolos por si alguien se quedó sin dinero suelto para pagar al Barquero.
Era un pozo pequeño pero, por alguna razón, llamaba la atención entre tantas obras colosales, a pesar de estar a plena luz del día transmitía una sensación inquietante y atractiva. La oscuridad de sus aguas y las ojas secas ayudaban a darle un aire realmente místico.

Mientras visitábamos la antigüa ágora un arqueologo que estaba por allí nos dejó pasar a una pequeña capilla donde se encuentra la imagen del pantocrator que sale en tantos libros de religión, evangelios y propaganda cristiana que todos hemos tenido ocasión de sufrir.

Un día interesante, muchas cosas para ver y la sorpresa, al volver al hotel, de descubrir que habíamos pasado 11 horas caminando si parar. Eso cansa.

Al día siguiente salimos hacia el Peloponeso. Pasamos por Salamina (otro momento de emoción friki), el canal de Corinto, y nos detuvimos en el impresionante teatro de Epidavros.
Resulta sobrecogedor verlo en invierno, sin apenas turistas, y rodeado de nieve.
Como había que hacer la prueba de rigor me puse a recitar los primeros versos de la Ilíada y ¡funciona!, despues de siglos y siglos la famosa acústica sigue funcionando.
Aunque realmente yo lo comprobé después, cuando unos japoneses se pusieron a hablar en el centro del escenario.


Continuamos el día dirigiéndonos hacia la tumba de Agamenón (otro momento friki) y la famosa puerta de los leones (el primer escudo heráldico de Europa).
La sensación de estar pisando Historia es indescriptible, saber que el barbudo que descubriste en La Ilíada vivió aquí realmente te hace sufrir una especie de escalofrío constante: aquí vivió y aquí está enterrado uno de los héroes que cruzó el mar en las mil naves hacia Troya. Si, aquí mismo, y en esa tumba de allí está enterrado.
Impresionante.

Pasamos la noche en Olimpia y, al día siguiente visitamos el complejo de las famosas olipiadas clásicas. Allí viví mi momento estelar de las vacaciones.
Allí estaba la pista olímpica, aquí corrió Fidípides y por mis pistolas que voy a correr yo. ¡Y el bolas!
Finalmente mi pareja no me dejó correr en cueros, qué le vamos a hacer, pero por lo menos iba a correr descalzo.
Así que me descalcé, me puse en la línea de mármol de la salida (¡que de mármol hay en este país!) y salí corriendo como si mil cíclples me persiguieran.
Una vida de friki (es decir: ejercicio = 0), un estómago lleno de salchichas al vino (que desayuno más estupendo) y varios grados bajo cero formaron un explosivo cocktail que se tradujo en, al poco de haber recorrido el estadio, unos estupendos vómitos y una simpática cagalera.
Afortunadamente soy de Barakaldo y me repuse pronto.
El museo de Olimpia estupendo, el wc del museo estaba muy limpio.

De allí salimos para Delfos, pasando por Lepanto.
Espectacular Delfos. Increíbles vistas y muchos momentos frikis recordando a todos los héroes que pasaron por allí. Memorable momento con Endakil en "el ombligo del mundo".
Por desgracia mi novia no me dejó "probar" el estadio de Delfos.

"Momento regateo" en las tiendas locales para hacerme con una reproducción del templo de Atenea. Puse en práctica mi inglés (me dijeron que hablo inglés tan rápido que es difícil entenderme), mi escaso griego y unos interesantes "spanglish" y "greenglish".
De los 20 euros iniciales me saqué el templo (para DBA, claro) por 8. Seguro que les cuesta 2 producirlos, pero yo me fui bastante satisfecho.


De allí salimos hacia Kalambaka y sus espectaculares paisajes.
Hicimos unas cuantas compras en la tienda de las monjitas del monasterio de San Estaban: un marcapáginas bizantino la mar de bonito y unos chismes religiosos para mi abuela, que le gustan mucho "esas cosas".

De allí ya regresamos a Atenas, cruzando las Termópilas a velocidad griega (entre el sonido y la luz) y descansamos para un día de compras antes de regresar a España.

Los griegos son unos vendedores increíbles. Se ve que lo hacen desde hace siglos.
Todos se dirigían a mi en griego, por alguna razón decían que tenía cara de griego y, cuando les decía que era de Bilbao, me contaban esa misteriosa leyenda de los viajeros minoicos que se asentaron en lo que hoy es el País Vasco, así que nos trataban como una especie de primos perdidos.
Resultaba increíblemente fácil entenderse con ellos entre el inglés y una extraña mezcla de español e italiano que chapurreaban.
Y, como he dicho, vendían muy bien. Tanto que entré a comprar una camiseta en una tienda y salí con tres. El tipo era todo un showman así que le dije "¡Qué demonios! yo solo quería una camiseta pero dame tres... eres bueno, tío, eres muy bueno!"

Así que este es el resumen de las divertidas peripecias de un friki en Grecia.
Posiblemente alguno de vosotros quiera fotos de lugares y cosas específicas, así que si quereis podeis pedirlas y el tío Endakil las subirá y las comentará en breve.

Homenaje al Barbas

Corrían los primeros años '90, yo era un feliz crío proyecto de friki. Había terminado de leer El Señor de los Anillos y quería algo más. Por esa época comencé a coleccionar Altos Elfos de GW pero solamente pintaba (horriblemente) porque no había nadie que jugase a ese extraño juego. Fue entonces cuando apareció Magic: The Gathering.
Un friki llamado Goizeder me enseñó a jugar; era un extraño juego de cartas, con un aire realmente místico en el que cada jugador representaba el papel de un mago que se enfrentaba al otro en un duelo de magia (supongo que por eso alguno lo llamó "rol de cartas" y cosas parecidas). El juego me encantó y me compré mis primeros mazos para empezar a jugar. El tal Goizeder me enseñó amablemente, no sin tongarme alguna carta (lo de aquel Vesuvan Doppleganger aun me escuece).

Fue en aquel entonces cuando me enteré que en una pequeña librería de mi ciudad vendían sobres, mazos y algunas cartas sueltas. Se llamaba Librería Retuerto y la atendía un tipo al que, por alguna razón inexplicable, llamaban El Barbas (cuenta la leyenda que antes tenía barbas, pero realmente ahora no puedo recordarlo).


La cosa fue evolucionando y la librería fue dejando de ser tal y progresivamente se convirtió en una sui generis tienda friki.
Más y más cartas sueltas de Magic, comics y productos Games Workshop, tanto nuevos como de segunda mano: todo un paraíso de oportunidades.

Recientemente la tienda se trasladó a un nuevo local unos metros más adelante. Ahora es más grande y cuenta con una zona para frikear un rato que siempre está copada por grandes y pequeños jugando a Magic.

Puede que no sea la tienda más grande, ni la tienda con más variedad de productos (aunque su catálogo de cartas sueltas es uno de los mayores de España, por lo que es famosa a nivel nacional) pero, sin lugar a dudas, cuenta con el tendero más excepcional: El Barbas.

El Barbas, en si mismo, puede considerarse una de las rarezas de la tienda, es tan singular que es otra de las razones por las que es difícil considerar a la Librería Retuerto una tienda friki como a las que estamos acostumbrados.
El Barbas rompe la habitual equivalencia "tendero friki = borde prepotente", nunca se ha andado con oscurantismos y nunca se le ha visto enfadarse o soltar una mala palabra ni aun cuando la tienda está llena de los típicos críos jugadores de Magic que no paran de gritar y pedir cartas realmente malas que ellos consideran estupendas.


Acostumbrados a visitar tiendas frikis donde a uno le tratan como a un potencial chorizo o a un tonto, a sufrir la ineptitud o la prepotencia de tenderos mil (ya sean autónomos o trabajen como dependientes en el establecimiento de alguna empresa conocida) visitar al Barbas es una experiencia única en la vida de un friki. Un tipo divertido, que te trata con respeto, te pregunta tu opinión sobre cualquier novedad, que siempre tiene alguna oferta irresistible y que es capaz de conseguirte el producto más insospechado (¿quieres un Black Lotus? dale unos días ¿un comic raro de hace años? él te lo consigue) es, sin duda, algo único.

Hace un tiempo que tengo el Magic un tanto aparcado (aunque aun guardo algunos mazos preocupantemente caros) pero me he dejado allí unos buenos chines en cartoncitos, así que últimamente he venido aprovechando las estupendas ofertas del Barbas en miniaturas de segunda mano.
Práctiamente me hice allí con todo mi ejército imperial por unos precios estupendos y recientemente compré todo lo que necesitaba para actualizar mis Elfos Silvanos. En otros sitios también hicieron "ofertas de lanzamiento" con los Asrai, pero es muy difícil superar las de El Barbas y, en cualquier caso, prefiero comprarlo allí.

Es sorprendente lo que uno puede encontrar en su stock de segunda mano; desde miniaturas que están nuevas (el niño al que se las regalaron debió habrir la caja y, dándose cuenta de que no tenía intención de pegar todas esas pieza, decidió venderla tal cual) hasta las extraordinarias antigüedades que guarda en las cajas de la trastienda (tener la suerte de poder sumergirse en una de esas cajas es como viajar hasta la prehistoria de GW).

En fin, este blog no habría sido un frikiblog completo si no contase con este sentido homenaje a El Barbas. Ningun friki podrá decir que ha vivido si no peregrina a su tienda al menos una vez en la vida.

Librería Retuerto,
Gpo. Laizaga 1, Barakaldo.

martes, febrero 21, 2006

El águila se posa en la tierra del cuervo

Ya que me he tomado la molestia de escribir este informe para el foro lo copio/pego en el blog para disfrute de mis lectores (que, aunque silenciosos, me consta que los hay).

Como somos un poquito parados y no nos apetecía estar tomando notas a cada turno, este será un informe más bien breve, pero no me digais que tan bellas imágenes no se compensa la falta de texto.

Se trata de una batalla en terreno arable en la que Monge es el defensor con sus II/53. Ancient British. 55BC-75AD y Endakil es el invasor al mando de sus II/49. Marian Roman. 105BC-25BC.
Monge quería jugar con Scots Isles & Higlands para tener todo Blades, pero lo dejamos correr por esta vez, porque ese ejército combate de 1054AD a 1493AD y no iba a quedar bien ni como informe ni como batalla histórica.

La batalla se jugó en el local de la asociación (friki) La Cuaderna del Norte ¡un abrazo!

La LEG IX HISP desembarca en Britania para sofocar una revuelta celta. Los iceni encabezan un levantamiento que pretende sacudirse el yugo romano.
¿Conseguiran los romanos mantener el control de la provincia isleña? ¿Lograrán los valerosos celtas expulsar a los romanos de sus tierras?




Vista del campo de batalla desde detrás de las líneas romanas. Los romanos despliegan en un ordenado frente mientras que los celtas intentan sacar partido del terreno alrededor del templo de Júpiter que arrasaron los primeros días de su levantamiento (la BUA en esta batalla).
Monge echar una mirada que parece decir "pfffff..." a la BUA que altera su despliegue y en la que no confía le reporte ninguna ventaja real en la batalla.




El despliegue britano. Los iceni se dividen en varios grupos quien sabe para qué. Una warband ocupa el templo de Júpiter para defenderlo.
En el campamento celta se pueden ver a unos psiloi haciendo las veces de vivanderos.
Fumar mata.




La delgada línea roja.
El magister militum despliega en un extremo y la caballería y los psiloi en el otro. La línea de legionarios se extiende entre ambos ocupando los pantanos.
Al fondo unos vivanderos (representados por arqueros) defienden el tren de suministros romano (el campamento representado por el carro).




Endakil tomó esta bonita imágen area subido, peligrosamente, en una inestable silla de plástico de Schweppes.
A la derecha podeis ver los ducados de Monge y su "palito medidor", el chisme azul y negro que usamos para medir los pasos.




Flanco derecho romano.
Los celtas dirigen sus carros y sus warbands hacia las líneas itálicas con soprendente velocidad. Los psiloii retroceden en un replanteamiento táctico para situarse tras los legionarios y apoyarles ante la inminente carga iceni.




Pero el combate no empieza en el flanco derecho romano si no en el izquierdo.
Warbands, carros, caballería ligera y general celta cargan contra los legionarios y los psiloii dirigidos por el magister militum de la IX.
Parece que aquí se decidirá la suerte de esta batalla.




¡Se abre una brecha en las líneas iceni!
Los legionarios hacen huir a la caballería ligera britana dejando al descubierto el flanco del general celta montado en carro.
¿Intentará la otra unidad de caballería ligera entretener a los legionarios quedando expuestos a un flanqueo ellos mismos para proteger al general, o confiarán en la destreza del jefe de su clan?




El general iceni carga contra los legionarios pero nada pasa; el combate termina en un empate dejando su flanco peligrosamente expuesto a la otra unidad de legionarios.
Se dispara la tensión y el consumo de Ducados por parte de Monge.




¡El caudillo celta ha sido aniquilado! Un enemigo de Roma ha sido eliminado y el desánimo se extiende entre su gente.
El flanco derecho iceni está seriamente comprometido y la victoria parece próxima para la legio IX; una baja más y los britanos habrán sido derrotados.



¡Sandwich!
El carro del flanco derecho celta está en una situación poco envidiable. Si Marte no nos dá la espalda podremos decidir la suerte de la batalla con una sola tirada de dado.



¡Roma Victis!
El carro ha sido destruído y la victoria es total para los hijos de Roma.
Las tropas romanas consiguen la victoria a los pies del templo de Júpiter; sin duda la victoria es obra suya, no de simples mortales como nosotros.




El general britano se echa otro cigarrito mientras me dirige una mirada significativa... ¿otra partidita?




viernes, febrero 17, 2006

Endakil en Fanaticus

Hace un tiempo envíe fotografías de mis ejércitos de DBA a Chris Brantley, creador de Fanaticus, web y foro referente internacional de DBA. Después de tratar con Games Workshop y disfrutar de sus respuestas (si es que llegan) redactadas como lo haría el abogado de los Simpson, es un placer poder comunicarse con gente que cree que los wargames son juegos y que eso conlleva que es algo pensado para que la gente se divierta más que un negocio que hay que blindar con todas las leyes posibles y administrar como si se tratase de alguna despiadada multinacional del tabaco.


El señor Brantley resultó ser un tipo de lo más simpático y asequible que respondió con prontitud agradeciendo las fotografías y animando el proyecto de La Armada de crear un punto de encuentro para la comunidad hispanohablante de DBA.

En unas semanas aparecieron en Fanaticus las primeras imágenes de algunos de mis ejércitos, romanos y celtas, para ser precisos, algo de escenografía y la previsión de ver pronto más de mis ejércitos actuales como futuros.

Hace unos días escribí otro mail a un "famoso", esta vez Phil Barker, creador de DBA para preguntarle sobre el proyecto de La Armada para traducir el manual de DBA al castellano.
El señor Barker respondió en un día con su ya famoso estilo breve y conciso (en lo que a mail se refiere, cualquiera que lea el manual de DBA se dará cuenta de que su redacción de libros de reglas se merece todo un análisis de Harold Bloom) comunicándome que había reenviado el mail a los propietarios del copyright y editores de DBA en inglés.
Personalmente veo difícil tanto que nos permitan distribuírlo de forma gratuíta, como que se decidan a editarlo en castellano, pero me gustaría mucho que esto saliese adelante teniendo en cuenta la ilusión que la gente de La Armada está poniendo y lo mucho que ayudaría una versión hispana a extender DBA en España para arrinconar aun más a aquellas empresas que perdieron el norte.

La Armada

Tal vez tengamos a alguien por ahí que aun no esté enterado del proyecto que tenemos entre manos.

Desde hace algún tiempo está en funcionamiento un foro que pretende congregar a todos los jugadores de wargames de habla hispana.
El embrión del proyecto empezó a gestarse con gente de La Fundación y de la extinta Guarida del Enano y han ido sumándose, en mayor o menor medida, otras páginas y foros.

La Armada está acogiendo el foro de DBA, con lo que este gran juego ha conseguido hacerse un hueco exclusivo por primera vez en un foro en lengua española.

Desde aquí invitaros a uniros a La Armada.