lunes, diciembre 24, 2007

25 de Diciembre (fun, fun, fun)

Dentro de poco celebraremos las fiestas navideñas, pondremos el árbol, colocaremos el belén y esperaremos a que nos regalen miniaturas, libros y juegos pero ¿conocemos el verdadero significado de la Navidad?

A pesar de lo que años de películas de Hollywood puedan habernos hecho pensar, la verdad tras la Navidad no es el amor, estar con la familia y desear la paz en el mundo (idealistas propósitos que por otro lado no están mal) si no una impostura que está fuertemente arraigada en las creencias que nos han sido inculcadas.

Muchos de nuestros mayores (o gente amargada en términos generales) dicen aquello de "dichoso Halloween, los americanos nos están colocando una fiesta que no pertenece a nuestra cultura". Un típico comentario de señor barrigón muy seguro de si mismo que critica a diestra a siniestra mientras se rasca la sobaca y se coloca lo que todos nos colocamos de vez en cuando.
Claro que, más allá de esta sentencia tan autocomplaciente y banal, está un conocimiento que se le escapa: hace más de 2.000 años nuestros antepasados celtíberos celebraban Samhain mucho antes de que el iluminado de turno trajese a nuestra querida España la religión de un pueblo que en su modestia se llamaba Elegido y que moraba por aquellas tierras que, hasta el día de hoy, no han dejado de ser patria de interminables conflictos y muertes por motivos tan singulares como "yo soy el pueblo elegido y tú eres escoria condenada" o "como me creo en posesión de la verdad absoluta estoy en condiciones de afirmar que tu dios es una patraña".

Pero un caso más llamativo que la festividad de Samhain y Walpurgis es el del nacimiento del dios cristiano. Una simpática falacia que esconde el soterramiento de creencias anteriores.
Son muchas las divinidades precristianas que comparten dos singulares características: nacer de una virgen y haberlo hecho el 25 de Diciembre. El más conocido puede ser Buda nacido el 25-D de la virgen Maya, o el dios frigio Attis nacido de la virgen Nana el 25-D, o Dionisio nacido además en un pesebre, u Horus, también en un pesebre de la virgen Isis... aunque el caso más sorprendente es el de Mitra.


Mitra, el dios sol -divinidad adorada por indios, persas y romanos- nació un 25 de Diciembre en un establo del vientre de una madre virgen, descendido de los cielos y encarnado en un hombre.
Mitra significa "amigo" en sánscrito, pero se le dieron muchos sobrenombres como "el Salvador", "el Hijo de Dios", "el Cordero de Dios", "el Redentor", "el Buen Pastor" o "el Camino, la Verdad y la Vida".
Le siguieron 12 discípulos que presenciaron todos sus milagros y que al morir le enterraron en un sepulcro... del que resucitó al tercer día.

Sus seguidores festejaban su resurrección cada año alrededor del equinoccio de primavera, pero además de eso tenían otros muchos ritos que se celebraban en su día sagrado: el domingo, como consumir pan y vino que representaban el alimento y la sangre de toro que Mitra ofrecía a sus fieles o el bautismo que limpiaba de todo pecado.
Los ritos se celebraban en un templo con un altar, donde unos sacerdotes que lucían unos sombreros que hoy conocemos como "mitras" oficiaban ante la presencia de una imagen de Mitra con un halo luminoso alrededor de su cabeza.
El líder de estos sacerdotes, en su vertiente romana, residía en la colina Vaticana, era conocido como Papa y su símbolo era una llave que abría las puertas del cielo.

Esto es, queridos hermanos (pronúnciese con voz nasal), la realidad sobre la que se asienta lo que llamamos Navidad. Puede que la mayoría ya conozcáis la historia de Horus, "Iesu" en egipcio, que significa "el Hijo", de sobrenombre "Krst" que significa "el Ungido", enemigo de Set "Sata", muchos hemos visto sus representaciones como niño en brazos de su madre virgen Isis, pero el caso de Mitra es también excepcional y menos conocido.
Cuando los romanos conquistaron el confín del mundo observaron que los nativos veneraban a un poderoso dios llamado Taranis y los hijos de Eneas no pensaron que era un dios falso, ni siquiera que era un dios menor que el suyo, pensaron que era el mismo que su Júpiter con otro nombre, y le construyeron un templo... años después las cosas cambiaron y ya no se respetaron otras creencias, ese templo se echó abajo y se levantó un lugar conocido por todos: la catedral de Santiago de Compostela.


Seamos todos libres de creer en lo que gustemos, pero antes de pronunciarnos tomémonos un momento en adquirir conocimientos y, respetando a todos los demás, descubramos que, realmente, la verdad nos hará libres ;)

¡Feliz nacimiento de Attis, Buda, Horus, Mitra, Heracles, Dionisio, Cristo (y tal vez Zoroastro y Krishna) a todos los frikis de buena voluntad! ^^

martes, septiembre 18, 2007

Alteración Magic: The Gathering

Como parece que el tema de las alteraciones de cartas de Magic: The Gathering está de moda (y hasta cotizado) he decidido practicar un poquito para ver que tal se me da.

Me sorprendió descubrir que las alteraciones se pintan directamente sobre la carta con pintura acrílica de toda la vida, como Vallejo o Citadel. Nunca he dibujado demasiado, pero llevo pintando miniaturas con este tipo de pinturas desde hace 15 años, así que algo de soltura si debería tener.

De momento, para no causar ningún desastre, he practicado modificando un Sello Azorio. El diseño de la ilustración me ha sugerido este Udjat u "Ojo de Horus". Aquí tenéis las fotos del antes y el después para que lo veáis apropiadamente. No tengo scanner, pero creo que una foto digital cumplirá bastante bien.
Click sobre la foto para ampliar.

Se aceptan pedidos ^^

Tortilla Italiana

Esta es una de mis recetas favoritas, posiblemente incluso supere a mis legendarias "chuletas explosivas" si no en espectacularidad, si al menos en suculencia.

Tortilla Italiana

¿Qué necesitamos?


3 Huevos
6 Rebanadas de queso de cabra en barra
3 Rebanadas de queso curado
3 Rebanadas de queso emmental
3 Cucharadas de queso rallado para pasta
Orégano al gusto
1 Cucharada generosa de aceite de oliva

Opcionalmente podemos añadir otros ingredientes como hiervas o especias varias, otras variedades de quesos, hiervas o verduras.


¿Cómo demonios lo cocino?

En una sartén al fuego con aceite ponemos el queso de cabra, el curado y el emmental. Cuando los quesos se empiezan a fundir echamos los huevos y el orégano y empezamos a mezclar. Parece sorprendente en un principio y algunos podrían llamarlo revuelto más que tortilla, pero sedatio et tranquilitas.

Mientras tanto ponemos el horno a precalentar a temperatura máxima durante 10 minutos.

Cuando la mezcla ha tomado un bonito color entre amarillento y anaranjado la extendemos sobre un plato intentando conseguir un aspecto llano uniforme. Ahora cubrimos nuestra suculenta tortilla con queso rallado para pasta al gusto, aunque podemos usar cualquier tipo de queso rallado, desde el de toda la vida hasta mozzarella di buffala, según lo exóticos que nos sintamos o el presupuesto que tengamos.
Una vez lo tenemos listo introducimos el plato en el horno durante 10 minutos y ya tenemos nuestra riconuda tortilla italiana lista para degustar.

Económico, rápido y sencillo a la par que delicioso.
Podéis pensar en esta tortilla como una especie de pizza, así que no tengáis miedo a experimentar con nuevos ingredientes.

Buon appetito a tutti!

Bizcocho de Nata

Porque no sólo de panchitos vive el friki y porque la cocina puede ser tan interesante como pintar miniaturas, he aquí la primera receta con la que os voy a deleitar...

Bizcocho de Nata

¿Qué necesitamos?

1 vaso de nata.
1 vaso de azúcar.
Doble medida de harina.
Ralladura de limón.
4 huevos.
1 sobre de levadura.


¿Cómo demonios lo cocino?

El único elemento medianamente complicado es la ralladura de limón. No es que sea encontrar la cuadratura del círculo pero, si te pasa como a mi y no tienes (o no encuentras) un rallador, puedes pelar el limón (con un pelapatatas o con un cuchillo como un machote) y después cortar la piel en finas tiras. Yo usé unas tijeras, pero supongo que con un cuchillo bien afilado y una tabla de cortar iría hasta mejor.

Ahora todo es fácil; no tienes más que batir todos los ingredientes juntos.
Recuerda que, aunque mola mucho, no es interesante meter la batidora a máxima potencia si no quieres decorar la cocina con salpicado dulce.
Bate hasta que la masa pierda todos los grumos y los ingredientes estén bien mezclados.

Después no tienes más que verter la mezcla en el molde que más te guste y ponerlo al horno. Hornear según potencia; una media de 15-20 minutos debería bastar. Recuerda que, como con las pizzas, debes precalentar el horno durante 10 minutos antes de meter el bizcocho.

Déjalo enfriar un poco antes de desmoldarlo, no seas cafre.

Queda con un riconudo sabor a limón y una textura cremosa muy agradable.
Así de bonito, aunque puedes decorar el plato con tontunas surtidas y cubrir el bizcocho con azúcar glas para conseguir un aspecto más atractivo.

Uhmmm... ¡qué 'ico!

lunes, septiembre 17, 2007

Tres tristes tías

Encontré este tema en el foro de Javier Negrete. Se trata de una composición de su hermano, José Negrete interpretada junto a Manolo Ramírez y Carlos Solano.
Un temazo fresco, divertido, original y talentoso que bien merecía volver a postear, después de tanto tiempo, para dar a conocer a este pedazo de artista un poco más... quien sabe si no estaremos ante un nuevo "fenómeno Mika".

viernes, agosto 17, 2007

Nace DBA Hispano

Posiblemente muchos ya estéis al corriente de la noticia, pero para los más dispersos allá va.
Hace una semana ha nacido el hermanito pequeño de La Armada: un blog centrado en el mundillo de DBA que incluye tutoriales, galerías, informes de batalla, noticias y reportajes sobre torneos, artículos de historia...
La idea es construir dos caminos hacia el mismo lugar; hay mucha gente que ha dejado los foros (el número de usuarios de todos los foros, incluidos los más populares, ha caído en picado los últimos años) mientras que la "blogesfera" no está dejando de crecer.


Para quien ya conozca La Armada puede ser un lugar donde encontrar los datos archivados y asequibles gracias a los tags, y como un refugio de artículos interesantes para que no se pierdan en un hipotético fallo/mudanza/caída del foro.

Recordaros que si queréis formar parte activa del blog -que pretende ser un proyecto abierto y freeware- y disponéis de una cuenta gmail (o una cuenta Google, como las llaman ahora) me dais un aviso por aquí y os habilito como parte del staff.
Si tenéis material que creéis interesante pero no os interesa una participación continua en el DBA Hispano, podéis mandárnoslo y con gusto lo publicaremos.

domingo, agosto 12, 2007

Guía y listas de DBA

Visto que aun hay mucha gente que tiene dificultades para encontrar las listas de ejército de DBA y un manual comprensible en castellano, posteo esto aquí con la esperanza de facilitar un poco las cosas.

El primer documento es la Guía No Oficial de DBA. Se trata de una traducción de la guía confeccionada por el club de DBA de Washington.
La ventaja sobre el reglamento oficial es que está redactada en un lenguaje más comprensible y que está ilustrada con gráficos para explicar las situaciones más conflictivas que puedan darse durante el desarrollo de una batalla. Por lo demás explica todas las reglas expuestas en el manual, por lo que es posible jugar tan sólo con la guía.
El punto negativo es que esta es aun una versión de trabajo y todavía contiene algunas erratas. Se comenzó a redactar con entusiasmo y prisa para poder ponerlo a disposición del público lo antes posible y algunos puntos quedaron erratados. La presente es una edición 1.2 que tiene corregidos muchos puntos negros presentes en la 1.0 pero aun padece algunas pequeñas faltas.
Asumo, de todos modos, mi parte de culpa porque, siendo uno de los correctores, se me pasaron erratas en las dos versiones. Errare humanum est.

El segundo documento que presento es la recopilación de todas las listas de ejército de DBA traducidas al castellano.
Este texto recoge los cuatro libros y ofrece la posibilidad de organizar un ejército desde los tiempos bíblicos hasta finales de la Baja Edad Media.
La presente edición 2.0 es aun una versión de trabajo, ya que aun estamos discutiendo cuestiones semánticas referentes a la nomenclatura de algunos de los ejércitos más minoritarios, pero todas las listas son jugables y legales, con todos sus componentes correctos, así como su terreno natal, su factor de agresividad, aliados, enemigos, etc.

Y con estos dos pdf tenéis todo lo que necesitáis para jugar unas buenas partidas al juego que más rápido crecimiento está experimentando sobre las cenizas de GW y que está arrasando en toda España.
Recordad que si necesitáis alguna otra cosa, tenéis alguna duda o queréis compartir vuestras impresiones, el foro de La Armada está a vuestra disposición.

martes, agosto 07, 2007

Artúricos paso a paso

Este artículo se escribe a modo de compilación de un par de posts en La Armada a partir del WIP sobre el paso a paso desde unas figuritas de plomo en bolsitas hasta recrear el ejército del rey Arturo. Básicamente es un copypaste, pero quedará mejor aquí recogidito y todo junto.

Realmente no es un ejército que necesitase, porque varias de las variantes hoplitas forman listas muy similares a esta, con muchas lanzas y unas cuantas unidades de caballería, pero pronto serían una necesidad. Una necesidad porque en cuanto a comience a leer las Crónicas del Señor de la Guerra se que se me calentará la cabeza y no me quede otra que hacerme un ejército DBA de artúricos y así adelanto trabajo ^^

Las miniaturas son en su totalidad modelos de Essex con pequeñas transformaciones, desde capas y cascos para dar variedad hasta un draconarius en el grupo de mando, todo en masilla.
A pesar de la famosa irregularidad de Essex, estas miniaturas de su gama de Edad Oscura son increíbles. En particular los caballos son posiblemente los más bonitos que he visto.

Antes de ponerme a transformar, montar y pintar pase varios días haciendo un pequeño estudio en la red, observando equipo y diseño de escudos de la época; ha sido un pequeño esfuerzo que creo que ha merecido la pena.

Primeros pasos
La primera fase no tiene demasiado misterio; simplemente es pegar las miniaturas a las bases.
En mi caso las bases están hechas de lámina de plástico. Vale cualquier envase de plástico medianamente resistente o el de un tupper del todo a 100.
Antes de pegar las miniaturas a las bases les hice algunas pequeñas transformaciones con masilla para dar variedad. Nada demasiado complicado; sólo algunos cascos sustituyendo gorros frigios y alguna capa para darle el toque de elegancia que estos britanorromanos estaban buscando.
Para pegar las miniaturas a las bases usé NoMásClavos, inspirado por Bricomanía y, aunque de efecto más lento, mucho más efectivo y barato que el Loctite friki de toda la vida.
En algunas peanas añadí "piedras" de poliestireno antes de aplicar cola blanca y sumergirlas en arena.

Fase chocolateada
Una vez está todo seco (y esto es importante si no quieres llevarte alguna sorpresa desagradable) llega el paso más aburrido; como si fuésemos el mismísimo Bu les damos a las minis un aspecto chocolateado pintándolas completamente de Marrón Quemado (cualquier marrón oscuro de otra marca también valdría).
La ventaja sobre la imprimación blanca es que tendremos las sombras ya ganadas y el aspecto final no quedará tan chillón.
La ventaja sobre la imprimación negra es que las sombras serán más naturales y los colores agarrarán mejor.
La ventaja sobre la imprimación gris es que los colores quedarán mejor definidos y no necesitaremos sombrear.

Pinceles secos
Este paso también es sencillo, unicamente tenemos que aplicar pinceles secos.
El primero de ellos sobre la peana. Cómo ya la tenemos pintada de marrón (otra razón por la que la imprimación marrón es la que más mola) no tenemos más que darle un pincel seco de Hueso Deslucido. En este caso he añadido unas rocas de poliestireno, así que le he dedicado un poco más de atención dándoles unas capas extras de Gris Piedra y Gris Codex terminando con una ligera capa de Hueso Cráneo.
El siguiente pincel seco es un Chainmail sobre las piezas de armaduras con un ligero toque de Plateado Mithril para resaltar.

Tampoco tenemos que ser muy meticulosos, después ya volveremos a repasar con Marrón Quemado todos los sitios donde nos hayamos salido.

En las fotos veréis tres escudos sin pintar; los he sustituido por otros más pequeños, porque los que tenían en un primer momento eran demasiado grande y no me terminaban de convencer, soy así de tiquismiquis ^^

Arqueros finalizados
Lo primero que terminé fueron los psiloii. Me encanta pintar psiloii, se terminan rápido y son muy sencillos.
Apliqué una capa de Verde Ángel Oscuro a las zonas que irían pintadas de verde antes de iluminarlas (en este caso la camisa de uno de los psiloi y la capa del otro).
Así que ya tenemos listos a estos simpáticos arqueros britanos listos para emboscar y flechear a anglos, sajones, irlandeses, pictos y cuanta gentuza se presente para saquearnos la isla^^

Caballería finalizada
No puedo empezar si no diciendo que los caballos de Essex -o al menos estos modelos- son una auténtica maravilla, posiblemente de los más bonitos que he visto. Y los jinetes tampoco desperecían. Un conjunto muy agradable de pintar.
Después de los pasos iniciales que ya habéis visto, he dado pincel seco a los caballos en tres tonos diferentes y, una vez secos, les he dado un bañito de tinta mágica.
Los jinetes no han tenido demasiada complicación, pero he querido darles una atención especial a los escudos, porque me parece que son el punto focal de la miniatura, y he tardado bastante en conseguir el resultado que deseaba probando diferentes diseños y dándoles montones de luces (que luego no se aprecian).

Grupo de mando finalizado
Con el poquito tiempo que me ha sobrado he aprovechado para adelantar algo de trabajo con la infantería y ya tengo la primera peana pintada.
Se trata del "grupo de mando". No tiene una función real sobre el campo de batalla, pero añade diversidad y le da ese puntillo de peana escénica.
Dos de las miniaturas tienen capas de masilla y una de ellas tiene un draconarius de masilla sobre una lanza original... un recuerdo dejado por el numerii sármata.
Quería que los escudos reflejasen la variedad de tropas paganas y cristianas (representados con cruces y "alfas y omegas"). También he buscado cierta falta de coherencia; no se trata de un ejército uniformado, si no de un montón de gente de diversos reinos britanos armados con viejo equipo tardo romano, celta o sajón, representado con la variedad de armaduras y armamento (aunque todos son Sp) y colores.

Lanceros finalizados
Ha sido horrible trabajar durante la semana más calurosa del año, junto a un ordenador encendido y bajo un foco calentándome la cabeza, pero finalmente están terminados.

Las miniaturas son una mezcla del catálogo de Edad Oscura de Essex.
Varias de ellas tienen capas de masilla y gorros frigios transformados (limados) en yelmos para añadir variedad.
Una de las miniaturas lleva un draconarius de masilla. Me gustaba mucho la imagen, me puse a ello a partir de una lanza y no ha quedado nada mal.

Todos los escudos son representaciones reales de diseños de la época y no hay más de dos exactamente iguales a otro (alguno puede tener una ligera variación en el orden de los colores sin ser idénticos). Los escudos serían el punto focal de la miniatura, así que he creído conveniente dedicarles un poco de atención extra.

Los Sub-Roman British terminados
Y este es el resultado. Un ejército de DBA completo por 30 euros y terminado en poco más de una semana. Puede parecer una idea desconcertante para cualquiera que sólo conozca Warhammer, pero es posible.

En la imagen sobre estas líneas podéis ver el ejército al completo, sobre una mesa de DBA un tanto rebosante de escenografía de estilo celta. El campamento del ejército es el pequeño dolmen tras sus líneas. Entre las piezas de terreno podéis observar, además de otro dolmen, un cromlech al modo de Stonehenge, un túmulo y una colina que representa el famoso Caballo Blanco de Uffington.

Y aquí al lado podéis observar con detalle los lanceros de la infantería britano-romana.
Antiguos colonos romanos y población nativa, celtas, cristianos y seguidores de Mitra unidos contra el enemigo común: los sajones.

Entre los diseños se pueden apreciar los chi-rho con alpha y omega de los tardo-romanos que diferencian a los cristianos de las tropas paganas, además de algunos hombres con gorros frigios... tal vez seguidores de Mitra.
Las miniaturas de Essex, si bien son irregulares, son en esta gama de la Edad Oscura excepcionales. Un nivel de detalle muy alto y una adecuada variedad de poses (aun considerando que lo que veis es una mezcla de tres o cuatro referencias) en una escala de 15mm real; ligeramente más menudas que las proporciones "épicas" de Xyston.

Y he aquí, por fin, a Lucius Artorius Castus, hijo de un britano y una romana, paladín de los reinos de Britania, protector de los paganos y martillo de sajones. Más conocido por todos como el rey Arturo.
Junto a él la caballería britana, herederos de los legendarios caballeros sármatas que dieron origen a la leyenda.

Lectura recomendada: Crónicas del Señor de la Guerra, por Bernard Cornwell.
Música recomendada: BSO Rey Arturo, por Hans Zimmer.

jueves, julio 26, 2007

Cartagineses

Hace poco tomé unas nuevas fotos a mis cartagineses de DBA, así que aprovecho para colgarlas por aquí y darle un poco de vidilla al blog.
Son miniaturas Corvus Belli en su mayor parte, pero hay unas cuantas de Xyston infiltradas, como uno de los galos, los catafractos y los caballos de Aníbal.
Hacía bastante tiempo que las tenía pintadas, pero no hace mucho corregí algunos errores en el equipo del grupo de Aníbal y los íberos; repasar las armaduras de lino de los cartagineses y eliminar las piezas de hierro de las armaduras íberas sustituyéndolas por más bronce. Creo que, en general, el aspecto es mejor así.

Podéis apreciar el nuevo aspecto de estas unidades junto a estas líneas.
Las monturas del grupo de Aníbal son caballos Xyston con barda pintada de dorado para que destaque aun más entre el resto de tropas. Considerando su aspecto también puede ser utilizado como general en algunos otros ejércitos fenicios y de oriente medio.
Los íberos forman parte de un ejército completo de hispanos antiguos.

Las miniaturas que más destacan en un ejército cartaginés son los elefantes, así que requerían un poco de atención especial.
Al ser el mismo modelo (una estupenda miniatura de Corvus Belli) decidí pintarlos de forma diferente, pero manteniendo cierta coherencia entre ellos. Nada más simple que invertir los colores usados en su compañero.
Tanto el aspecto, como la estrella de los Argeadas están ahí para poder usarlos en los ejércitos de Alejandro y sucesores. Ya se que los elefantes asiáticos serían más apropiados, pero es difícil resistirse a estas magníficas miniaturas y a esos espectaculares castillos sobre sus lomos.

Otras de las miniaturas más llamativas del ejército cartaginés son los galos. Los que se muestran a la izquierda son miniaturas Corvus Belli, con la excepción del que está en primer término, que es de Xyston con una espada esculpida (torpemente) por mi.
La variedad de colores, las pinturas corporales, y la multitud de diseños en los escudos atraen las miradas sobre estas bandas de guerra.
También son unas miniaturas muy versátiles porque, además de prestar sus servicios al más famoso de los Barca, son parte de una extensa colección con la que confeccionar varias listas celtas, como galos, britanos, celtíberos, caledonios, etc.

Los cartagineses son, en resumen, un ejército colorido y variado, no muy sencillo de usar para un principiante, pero altamente versátil para un jugador más experimentado.
Además los elefantes añaden presión al contrincante desde el primer turno y, aunque un poco lentos (considerando esos 2 PIPs necesarios para moverlos) son lo más duro del juego en combate cuerpo a cuerpo.
Con todo esto no es de extrañar que se suela ver a los cartagineses en los primeros puestos en los campeonatos de DBA.

Si queréis ver todas las fotos del ejército cartaginés no dudéis en visitar el post de La Armada.

Lectura recomendada: Aníbal, de Gisbert Haefs.

martes, julio 03, 2007

Ard Ri: una campaña de DBA

Introducción
Ard Ri es un sistema de campaña sencillo y equilibrado, nacido como respuesta a las quejas de varios jugadores demasiado acostumbrados a ver como sus bandas de guerras son masacradas por blades y cualquier tropa montada.
En Ard Ri todo se igual por abajo, porque Éire es el paraíso de las warbands.

Ard Ri es un término gaélico que significa, literalmente, Alto Rey, soberano de todos los clanes y todas las provincias de Éire.
Para la campaña hemos utilizado las viejas provincias irlandesas, con lo que Leinster está dividido en dos: Breagh y Laigin. Utilizando los nombres en gaélico antiguo los cinco territorios son Uladh (Ulster), Connachta (Connaught), Erainn (Munster) y Breagh y Laigin (Leinster).

Eligiendo un ejército
La elección de los ejércitos es libre, y cada jugador puede seleccionar uno de cualquiera de los ejércitos celtas del manual de DBA. Cada ejército representa a las tropas del clan de su provincia.
Los ejércitos seleccionables son los siguientes:
II/11 Gallic
II/30 Galatian
II/39(b) Celtiberian
II/35 Ancient Brit
ish
II/54 Scots-Irish
II/60 Caledonian
II/68 Pictish

Además, para representar el peculiar estilo de guerrear de los caudillos hibernios, cualquier elemento de caballería (Cv) de las siete listas puede ser sustituído por un elemento de carros (LCh).

Las provincias

Una vez elegido su ejército, cada jugador debe elegir una provincia.
Cinco jugadores es el número ideal, pero en el caso de ser menos el reparto de territorios será así:
5 jugadores: 1 territorio por jugador
4 jugadores: 1 territorio se considera neutral
3 jugadores: 2 terrotorios se consideran neutrales
2 jugadores: cada jugador elige dos territorios adyacentes y el no elegido se considera neutral.

Cada provincia tiene, con la excepción de Laigin, siete territorios. Tres de esos territorios son castros o ciudades fortificadas.
Cuando se libre una batalla en un territorio con castro el jugador defensor sustituirá su campamento por una BUA.
En el momento en el que un jugador pierda todos sus castros habrá sido derrotado.
Además, dos de los castros de cada jugador, tiene acceso al mar. Desde esos territorios se podrán efectuar ataques navales como se describirá más adelante.

Chieftains y druidas
Cada territorio cuenta con un ejército residente dirigido por un chieftain (o caudillo) o un druida.
Los ejércitos de terriotorios con castros deben ser comandados obligatoriamente por un chieftain, pero en el el caso del resto de territorios puedes decidir que esté bajo las ordenes de un druida.

Los druidas funcionan exactamente igual que un general cualquiera de DBA con dos variaciones:
a) Siempre debe formar parte de una 3Wb y
b) en lugar de sumar +1 a la resolución de combate un druida evita que el elemento en el que se encuentra retroceda como resultado del combate.

Los chieftains son un general normal de DBA, solamente usamos ese término para darle más colorido al trasfondo.

Estaciones y turnos
Cada ronda -o año- de campaña hay cuatro turnos: primavera, verano, otoño e invierno.
En cada uno de los turnos los jugadores han de anotar en secreto el movimiento que efectúa cada uno de sus ejércitos (aunque puede elegir que cualquiera de ellos permanezca inmóvil), después se muestran y se efectúan. Si un ejército se mueve a un territorio enemigo vacío lo ocupa automáticamente, pero si se encuentran en un mismo territorio o se cruzan intercambiando sus posiciones iniciales -es decir, si el ejército X pasa del territorio A al territorio B y ejército Y pasa del territorio B al territorio A- tendrá lugar una batalla.

Movimientos navales
Todos los territorios marinos son neutrales y no pueden ser conquistados.
Un ejército puede iniciar un viaje en la flota desde un castro costero. Atravesar cada territorio marino cuesta un turno completo de movimiento. No existen combates navales, si dos flotas se cruzan se considera que o bien no llegan a divisarse, o bien ninguna de las dos está deseando iniciar un combate naval entre las pobres embarcaciones celtas.
La permanencia en mar es ilimitada, por lo que una flota puede llegar a circunnavegar la isla, pero no está permitido permanecer inmovil en un territorio marino.

Desmoralizando y aniquilando ejércitos
Cuando un ejército es derrotado por más de dos puntos de diferencia (4-0 ó 4-1) es destruído.
Si un ejército es derrotado por dos o menos puntos de diferencia (4-2 ó 4-3) retrocederá a un territorio aliado adyacente. Si no hay territorios aliados adyacentes es destruído.

Alianzas
En partidas con más de dos jugadores todo tipo de alianzas están permitidas. Éstas pueden ser de cualquier clse y, por supuesto, ninguna de las partes estará obligada a cumplir los términos de su acuerdo; un buen jefe de clan deberá aprender pronto que el honor de sus vecinos puede que no sea tan elevado como el suyo.

Convirtiéndose en Ard Ri
Cuando un jugador conquiste todos los castros de su(s) enemigo(s) se habrá convertido en Alto Rey de Irlanda y será el vencerdor de la campaña.

Notas finales
Ard Ri, como sistema de campaña, busca satisfacer dos puntos: crear un enterno habitable para las warbands y proporcionar un sistema de campañas simple pero emocionante donde la suerte no tenga nada que decir... tal como es el espíritu de DBA.
Por supuesto existen sistemas de campaña más complejos que añaden eventos aleatorios (como el clima o las pestes) y sistemas de recursos (como producción de riqueza o reclutamiento de tropas) pero, considerando que ya de por si es difícil conseguir un grupo de jugadores, no sólo comprometidos a jugar una campaña, si no también con la constancia necesaria para terminarla, una excesiva complejidad podría aportar más mal que bien al buen fin de la misma.

El sistema de Ard Ri es aplicable a otros entornos geográficos y temporales; la guerra del Peloponeso, los conflictos entre los Diádocos a la muerte de Alejandro, o el conflicto en Iberia entre romanos, cartagineses y nativos pueden ser unos buenos ejemplos.

El mapa está extraído de una página de recursos de Diplomacia -posiblemente el mejor juego de tablero de todos los tiempos- y es satisfactoriamente adecuado porque la forma en que los territorios hacen frontera entre si proporciona un escenario razonablemente equilibrado.
Además un mapa siempre tiene un aspecto visual mucho más satisfactorio que unos territorios sobre hexágonos o elazados con líneas.

Trasfondo
En la Wikipedia es posible encontrar más información sobre los Ard Ri en Irlanda.
Osprey cuenta también con varias obras sobre la cultura celta y su forma de guerrar que pueden ser interesantes para quien quiera adentrarse en el tema.
Quien quiera adentrarse en el pasado mítico de Irlanda encontrará sumamente interesante el Leabhar Ghabhála Erinn o "Libro de las Invasiones", que relata las aventuras de los distintos pueblos míticos que se asentaron en irlanda y que está disponible en castellano en varias ediciones y en distintos precios.

lunes, julio 02, 2007

Alejandro Magno y las Águilas de Roma

Alejandro Magno y las Águilas de Roma, de Javier Negrete

Últimamente he estado teniendo bastantes problemas a la hora de leer, porque leo en la cama y no suelo durar mucho antes de caer KO (el hecho de que me acueste tarde creo que influye ^^). No es que no leyese libros interesantes, pero estaba demasiado cansado.
Pero este libro lo ha cambiado todo. He sacado tiempo de donde fuese e incluso me he acostado tarde para leer más, aunque me mantenía unas tres horas despierto leyendo y leyendo.

Javier Negrete es un profesor de griego en un instituto de Plasencia y ha escrito una serie de fantasía bastante exitosa, aunque reconozco que no le conocía ni a él ni a su obra.
El encuentro con el libro fue casual, en una tienda de discos, mirando unas figuritas de Jay y Bob el Silencioso, lo ví en una estantería. Reconozco que todo libro que tenga escrito "Alejandro Magno" en la portada me atrae como una bombilla a una polilla. Le dí un vistazo y ví que se trataba de otra entrega de la serie de ucronías de la Editorial Minotauro; y si... ¿Alejandro no hubiese muerto en Babilonia?

Había leído hace unos meses otra ucronía de Minotauro; Roma Eterna, de Robert Silverberg. Una elucubración de un mundo en el que Roma nunca ha caído. No era una mala novela, pero no arriesgaba demasiado, porque el mundo que describía se asemejaba demasiado a la historia que conocemos (incluyendo la conquista de América, la "revolución francesa" o la revolución industrial) con los romanos como protagonistas en una serie de pequeños relatos siguiendo el curso del tiempo.
No era mal libro, como digo, y uno de esos relatos titulado "Cuentos de los bosques de Vindobona" era una absoluta obra maestra conmovedora y extraordinariamente bella.
Desafortunadamente la vena sionista se notaba demasiado y el capítulo final era un auténtico despropósito.

En este caso Alejandro Magno y las Águilas de Roma se ha descubierto como una pequeña maravilla.
Muy bien escrito, con unos personajes llenos de vida, mostrando sus grandezas y sus miserias sin rodeos y con una trama más que interesante.
Puede que en algunos puntos pueda sentirse que Alejandro está solapando a Pirro e incluso a Aníbal (de hecho el autor reconoce que la batalla de Canae está muy presente) pero es convincentemente arriesgado en la trama.
La acción nos presenta la historia de un Alejandro que sobrevive a la trama de Babilonia (yo seguiré pensando que fue una muerte natural) que, tras una rápida conquista de la Arabia Felix, vuelve sus ojos hacia la península donde perdió la vida su cuñado y tocayo.
Es una ucronía y el autor se permite algunas licencias, como el uso del pilum entre los romanos de la Roma republicana, pero no destila demasiadas extravagancias y el resultado es creíble en la medida en que una buena ucronía puede serlo.

No quiero soltar ningún spoiler, así que sólo diré que es una novela que se devora con ansia, con una trama soprendente, una acción trepidante y una buena mezcla de personajes históricos e imaginarios todos ellos adecuadamente tridimensionales.
La novela se cierra manteniendo muchas incógnitas, aunque el autor promete desvelarlas en una próxima novela titulada El Último Viaje de Alejandro Magno.

Ningún helenísta ni romanófilo debería dejarla pasar.
Alejandro Magno y las Águilas de Roma
Javier Negrete

Editorial Minotauro

domingo, abril 01, 2007

Regreso a Atenas

Este año hemos vuelto a Grecia. Qué le vamos a hacer, me gusta mucho.
En esta ocasión, y para ahorrar un poquito, nos hemos quedado toda la semana (del 21 al 28 de Marzo) en Atenas con la intención de conocer la ciudad con un poco más de calma, visitar los rincones que nos faltaban y repasar algunos lugares que no vimos con la suficiente intensidad debido al tour por toda Grecia del año pasado.

Como extra este año, gracias a un par de tarjetas de memoria de 1GB que me compré, hay algunos pequeños videos para ver Atenas en movimiento gracias a Youtube. Son videos tomados con una cámara de fotos, así que no esperéis una calidad National Geographic.



Un rápido vistazo a la famosa plaza de Monastiraki.


Visitamos tantos sitios arqueológicos como pudimos, algún museo y nos empapamos un poco más del ambiente cosmopolita de la Atenas moderna.
Especialmente de la comida.

Aunque algunos alimentos griegos aun nos pueden parecer algo exóticos, muchas otros ya nos son conocidas gracias al maravilloso mundo de los precocinados. De todos modos, como se suele decir, lo mejor es el original.
Dejando a un lado la moussaka y la sopa negra espartana (después de comer toneladas de moussaka el año pasado terminé sintiendo curiosidad por la sopa negra espartana) lo más sugerente de la comida griega es el soublaki, que viene a ser una especie de plato combinado con pinchos morunos y el gyros. El gyros es algo muy parecido a los populares kebabs que también conocemos gracias a todos esos simpáticos y emprendedores pakistanís/indios.
Esto no debería extrañarnos, el gyros-kebab es una especialidad de la zona oriental del mediterráneo (Grecia, Turquía, Oriente Medio...) y cada país tiene su variante. El gyros griego se diferencia del kebab al uso en que la carne parece carne (no un delicioso "algo" prensado) de diferentes variedades -los hay de ternera, pollo y cordero- y que se acompaña con patatas fritas. Si, patatas fritas, dentro de la pita, y está generosamente especiado con orégano.

Además de estas suculentas especialidades nos comimos bastantes roscas. Y no es un chiste malo. No hay esquina en Atenas sin su puestecito ambulante de estas deliciosas roscas con semillitas de sésamo. Las hay de dos grosores; a 50 céntimos las gruesas y a 30 las finitas... una ganga para matar el hambre entre horas.
No soy especialmente goloso pero tengo que destacar los "danuts". Los danuts son una especie de donut descomunal (de unos 20 centímetros de diámetro a ojímetro) bañado muy muy generosamente en azucar glasé por tan solo 60 céntimos en los mismos puestos donde tenemos las roscas. Lo que tiene que engordar eso.

Además de estos platos para gourmets frikis, el viajero con poco recursos que viaje a Atenas puede disfrutar de una amplia gama de minipizzas en forma de porciones, paninis, bollopizza, bocapizza, minipizza... por entre 1,20 y 3,60 euros.
Otra especialidad local que no puede pasar desapercibida al viajero friki son las patatas de pita. Solo Apolo sabrá como las hacen, pero tienen una especie de patatas fritas que son en realidad pan de pita tostado. Además está disponible ent

Una advertencia: mucho cuidado con el pollo teriyaki picante con jalapeños. Aunque pueda parecer una idea indiscutiblemente brillante en un primer momento, pedir el bocadillo más grande y más picante del local, y terminar comiéndote este y el de tu señora, puede tener unas consecuencias bastante desagradables. Después de los ojos llorosos y la nariz moqueante, se produce algo que podríamos denominar como "apocalipsis gástrico" de escatológico resultado.


Siguiendo con el capítulo de las advertencias no podemos pasar por alto la simpática lluvia ateniense.
Si bien el segundo día nos llovió de forma espectacular mientras bajábamos de la Akrópolis y recorríamos totalmente desorientados la calle Thessaloniki de arriba a abajo y terminamos completamente empapados secando la ropa con el secador de mano del hotel, lo del quinto día fue más bizarro.

Nos encontrabamos completamente relajados viendo la Akrópolis desde la colina de Pnix cuando empezaron a caer, de forma bastante espaciada, unas pequeñas gotitas. Con solo una nube a la vista no parecía que eso fuera a llegar a más, así que allí seguimos en plan dominguero hasta que, tras un teatral trueno, empieza a caer la mayor tromba de agua que cualquiera que no habite el Mediterráneo haya visto: gotas del tamaño de garbanzos creando una cortina impenetrable.
Así que nos pusimos a correr colia abajo hasta llegar, milagrosamente, al pórtico de la iglesia de Santa Marina (la podéis ver en la fotito ad hoc). Después de unos chorreantes momentos se abre una puertecilla tras la que aparece el sacristán con sus impresionantes bigotazos hablándonos en perfecto griego pero, aparentemente, invitándonos a pasar a la sacristía. Y allí estábamos, completamente calados en la sacristía de una iglesia ortodoxa con un amable caballero sesentón que no dejaba de fumar y hablarnos aunque, seguramente, sabría de sobra que no entendíamos ni papa.
Por cierto que estando allí pasó el párroco de la iglesia, atravesando la lluvia, y completamente seco. Sin duda lo más desconcertante que ví en el viaje. ¿Cómo haría este buen señor para caminar bajo la tormenta y permanecer seco? Vaya usted a saber, yo me inclino a pensar que la hipótesis más probable es que han desarrollado una suerte de poderes jedi.


Este año pudimos apreciar con todo detalle la vida urbana de Atenas. Hicimos un montón de compras (para regocijo de Ana) y nos recorrimos las calles más comerciales y fashion de la ciudad.
Por mi parte me traje un montón de tontunas que ya os enseñaré en alguna ocasión; principalmente "merchandising"de Alejandro Magno, imágenes de Atenea y cosas por el estilo.

También pasamos un montón de ratos muertos en los parques y jardines de la ciudad. Otra curiosidad para el viajero es la cantidad de tortugas de tierra que campan a sus anchas por las zonas verdes de la urbe; enormes tortugas de entre 30 y 60 centímetros que pasean por ahí como si el mundo no fuera con ellas y sin que nadie las moleste.
Por cierto que estando en uno de esos parques me entrevistaron para la televisión griega; seguramente los griegos ya han disfrutado de mis interesantes opiniones sobre la Unión Europea, su Constitución y la insólita presencia de la fascistoide Polonia entre nosotros. Aunque tal vez el realizador de la televisión helena haya recortado un poco mis entusiastas comentarios.



Vista de la Akrópolis desde la colina de Pnix, lugar de reunión de la Asamblea ateniense.


Yo diría que, en términos generales, y a pesar de algunas dificultades, el viaje ha merecido la pena. Sigo fascinado con la Akrópolis (no llegué a emocionarme como una teen en un concierto del grupo precocinado que toque a su generación, pero me sigue produciendo un maravilloso escalofrío) y espero poder verla completamente reconstruída no dentro de muchos años; si ya la Stoa de Attalo resulta impresionate, la Akrópolis totalmente restaurada debe ser la visión más maravillosa de este mundo.

Aun queda una visita a Creta para saciar mi sed minoica y un buen repaso a Roma, pero espero que no pase mucho tiempo antes de regresar a Atenas y, si pasa, espero tener la suerte de ver unos buenos progresos en el trabajo de arquólogos y restauradores.
En el recuerdo o en los libros Atenas, sus maravillas, su olor y su alma seguirán siempre presentes. Hasta pronto ΑΘΗΝΑ.

lunes, marzo 19, 2007

Alejandro Magno

Estas últimas semanas he estado montando y pintando montones de macedonios para ir transformando mi ejército de DBA en un ejército de Art of War.
Este juego está siendo desarrollado por uno de los coautores de DBM y pretende convertirse en un sistema jugable de antigüedad y edad media de grandes dimensiones. Si todo va bien verá la luz en 2008.

Ha sido un trabajo bastante pesado y duro, sobre todo con los piqueros, que han pasado de ser 6 bases en el caso de DBA a 20 entre compañeros a pie e hypaspistas con AoW. Creo que la comparativa sirve para hacerse una idea general de como vendría a ser un ejército en este nuevo sistema.

He seguido utilizando el mismo esquema de color que el utilizado en los que ya tenía pintados para hacerlos compatibles; así podría permutar el número de hypaspistas y compañeros según cambiase de opinión entre partida y partida.
La visión en conjunto queda estupentástica, pero pintar montones de diminutas caritas, armaduras de lino y soles macedonios en pequeñísimos escudos termina nublando la vista, como poco.

Dejando a un lado los piqueros el resto ha sido fácil porque, mayormente, he podido usar cosas que ya tenía... arqueros cretenses y macedonios, honderos rodios, hoplitas aliados, caballería de compañeros persas, caballería griega, podromoi, caballería ligera escita, caballería ligera númida de CB haciendo las veces de caballería ligera nabatea...
Sólo he tenido que añadir un elefante y unos cuantos hostigadoros agrianios donados por Gehiegi, más una pieza de artillería extra y un nuevo oficial.

Al final vuelvo a confirmar que no es una buena idea lanzarse a proyectos como este por impulsos.
Empecé con un pequeño tropiezo: no tener en cuenta las fechas. La consecuencia fue que algunas tropas no eran cronológicamente compatibles y me ví forzado a armar a los hypaspistas con pica en lugar de lanza como había hecho en un primer momento.
El segundo contratiempo -que no lo fue tanto- fue que, al hacer la cuenta de los puntos, resultó que estaba muy cerca de los 1.000 puntos (superándolos, de hecho, según que configuración usase) cuando las batallas se jugarán a 800.
Espero que esto me sirva de lección para la próxima vez, aunque todos los proyectos los empiezo con un impulso algo irracional (eso explica mi ejército de Compañía Acorazada de WH40k).

De todos modos el esfuerzo compensa, todo sea por Alejandro, lo que me sirve de oportunidad para hacer un cortapega de un post desde La Armada sobre el tema, porque Alejandro, señores, mola un montón...

No era ansia de poder, era auténtica filantropía. Buscaba terminar con las guerras haciendo que todos los hombres fuesen iguales; griegos y bárbaros hermanados bajo una pax macedónica de un lado al otro del mundo conocido.
Esto fue precisamente lo que cabreó tanto a los oficiales macedonios y uno de los motivos de su fracaso.

Alejandro, podría decírse, fue el primer "globalizador" pero, a diferencia del proceso contemporáneo, él buscaba una tolerancia total y un respeto a aquellos que Aristóteles llamaba bárbaros pero que, al contrario de lo que le había enseñado en Pella, eran unas gentes refinadas, inteligentes y capaces de maravillas como Persépolis.

Tal vez el lado oscuro de este plan (porque todo era luz y sombra en Alejandro) era el programa de migraciones forzosas para mestizar la población que (no sabría decir si por suerte o por desgracia) se vió frustrado con su muerte junto al proyecto de avanzar sobre Arabia y, más tarde, sobre Cartago.

Sobre si realmente creía ser hijo de Zeus-Amón mucho se ha dicho. Hay quienes opinan que realmente lo creía y quien piensa que era una buena forma de asegurar la devoción de los egipcios y de los griegos más inmersos en los misterios (de Eleusis y similares).
También se dice que se veía a si mismo como una personificación de Dionisos en su viaje hacia la India. O incluso que llegó a ver en él mismo y Efestión, no solo a Aquiles y Patroclo, si no que más tarde se identificaría con Gilgamesh y Enkidu (había muchas coincidencias, no vamos a negarlo).
¿Creía? ¿No creía? No siempre tuvo a Aristandro a su lado y el vidente heleno no siempre se mostró del todo satisfecho... luz y sombra una y otra vez.

Aunque también hay quien piensa que toda la conquista de Persia no fue más que una forma de huir de su madre; desplazar los centros políticos y administrativos a Alejandría y Babilonia nos dan algunos apuntes al respecto.


Lecturas recomendadas: Alexandros, de Manfredi y Alejandro Magno, de Gisbert Haefs.

domingo, marzo 18, 2007

Piratas!

Ya tiene un tiempecito, pero este juego de Wizkids mola mucho.

El concepto es una especie de crossover entre los juegos de cartas coleccionables tradicionales y las miniaturas de toda la vida. Ellos lo llaman "constructible card game". Con este pomposo nombre tratan de explicar la idea: cada sobre contiene cartas con tesoros, personajes especiales, islas y barquitos troquelables.
Cada barco tiene una nacionalidad, unas características específicas según de qué tipo de nave se trate, unas reglas especiales y un valor en puntos. Del mismo modo, los personajes también tienen un valor en puntos y aportan a los barcos nuevas habilidades.

Todo cuanto necesitas para jugar está en los sobres ¡incluso un minúsculo dado! El sistema de movimiento y disparo es sencillo y efectivo y el precio razonable: 4€ por sobre.
Los barquitos, aun dentro de sus lógicas limitaciones, están maravillosamente bien diseñados e ilustrados y son auténticas maravillas "plug 'n play", que dirían hoy en día.
De los jugadores dependen los puntos a los que se jugará la partida, pero con cuatro o cinco sobres debería bastar si no se es un jugador compulsivo y codicioso.

El juego nació a la sombra de la primera película de Piratas del Caribe y todo hace suponer que tendrá una buena "calidad de vida" mientras dure la saga.
De momento tenemos varias ampliaciones además de la primera edición (Pirates of the Spanish Main)...

Pirates of the Crimson Coast: primera ampliación con nuevas naves y personajes.
Pirates of the Revolution: presentando a la flota yankee y fuertes isleños.
Pirates of the Barbary Coast: con piratas berberiscos y su galeras como nuevo tipo de navío.
Pirates of the South China Seas: incluyendo impresionantes juncos chinos y barcos tortuga coreanos.
Pirates of Davy Jones: un toque fantástico con barcos fantasma y monstruos marinos.
Pirates of Misterious Islands: añade submarinos y demás ambiente de ciencia ficción victoriana.
Pirates of the Frozen North: un anacronismo con vikingos, muy populares entre la chavalería.
Pirates at the Ocean's Edge: de próxima aparición, con más monstruos y chismes fantásticos.


Pirates! es, en resumen, un juego asequible, divertido y apropiado para todas las edades y es posible jugar en "modo multijugador" con varios jugadores por bando o un desquiciante todos contra todos. Los límites los ponemos nosotros y nuestra cartera.

¿Quieres saber más? Pulsa aquí y pásate un rato divertido con un entretenido tutorial flash (en inglés).