miércoles, marzo 23, 2016

Frostgrave: inaugurando campaña

Por fin hemos podido sacar algo de tiempo y ajustar cuentas con la partida de Frostgrave que tenía pendiente con Bairrin. En anuncio de la próxima publicación en español de Frostgrave también nos ha motivado un poco :)

Aunque Frostgrave funciona bien como one shot se le saca el máximo provecho jugando una campaña. No jugaremos tan frecuentemente como nos gustaría, pero hemos decidido que nuestras partidas estén enlazadas tardemos lo que tardemos en jugar, así podremos disfrutar también del factor cuentacuentos.


Tenemos las campañas de los libros, pero las tenemos leídas y "sabemos lo que va a pasar", así que he propuesto una idea diferente a Bairrin: cada partida que juguemos iremos planteando escenarios de forma alterna. Así, cuando uno "haga de master" el otro se encontrará con un escenario inesperado, en lugar de la campaña lineal que ya conoce por los manuales. Me he inspirado un poco en el juego Érase Una Vez, y su idea de ir creando juntos una historia.

Este primer episodio se sitúa en Dunnsted, un pueblecito que ha ido creciendo en torno al estanque de la adivinación, que atrae visitantes que buscan asomarse al devenir en sus aguas. Una noche tormentosa el agua del estanque empezó a hervir y los lugareños huyeron a las colinas tras unas ominosas palabras del adivino local. Antes de irse dejaron una serie de ofrendas apresuradas (los tesoros en nuestra partida) a los espíritus.
Los magos saben por qué las aguas del estanque hierven esta noche: los astros se han alineado y, si se vierte un vial de polvo estelar en el agua, podrán obtener una importante pista en un misterio que están investigando. ¿De qué se trata? Bairrin me dará más pistas en la próxima partida.
Este escenario está calcado de The Well of Dreams and Sorrows, del manual; y del mismo modo el mago que vierta su vial en el estanque (empleando una acción) ganará 100 puntos de experiencia.

En esta ocasión procuramos evitar los errores que cometimos en el playtesting, y jugamos sobre la superficie recomendada de 90x90cm y cargamos la mesa de más escenografía.
Bairrin llegó con una banda femenina del colegio de la brujería. Entre sus secuaces contaba con una bárbara y una cazatesoros que habían costado sus buenas monedas de oro a sus arcas.
Yo habría querido utilizar un colegio con combinaciones más sutiles, pero como estaba deseando usar a no Elsa y Anna tiré por elementalistas porque pegaba mejor.


Pusimos la escenografía y tesoros entre ambos y para elegir lado tiramos 1d4, desplegando el oponente en el borde opuesto.
Me tocó en el lado con la torre en la colina, así que puse ahí un arquero conteniendo la risa maligna por las líneas de tiro que se abrían ante mi. Pero las cosas se torcieron rápidamente cuando Bairrin invocó niebla, cortando la línea de tiro principal a su flanco derecho. Por si eso fuera poco también creó una zona de fango en la principal ruta de mi maga hacia el estanque de la adivinación.
A partir de ahí las cosas se torcieron aun más cuando Elsa fue abatida rápidamente.


Con mi hechicera fuera de combate tragué saliva porque las cosas pintaban muy negras. Pero en ese momento recuperé mi mojo y las tornas cambiaron rápidamente. Una serie de críticos consecutivos diezmaron la banda de Bairrin, dándome superioridad numérica en la plaza del estanque. En esos momentos la bárbara de Bairrin hizo una entrada dramática sembrando destrucción a su paso, y ganando el tiempo suficiente como para que la maga pudiese alcanzar el estanque... justo antes de ser ambas abatidas.

El personaje estrella de Bairrin fue su bárbara que causó verdaderos estragos y me dio auténtico miedo.
Por mi parte el título lo ganó Anna, con su astuto uso del hechizo Telequinesis y la Ráfaga Elemental que finalmente acabó con la maga de Bairrin.

En las tiradas de heridas tras la partida ambos recibimos varios resultados de fuera de combate para la próxima batalla, incluida la propia Elsa. Además uno de mis hombres de armas fue definitivamente eliminado.
Bairrin consiguió un tesoro que contenía un grimorio y pociones (creo recordar). Por mi parte me llevé cinco, sumando una buena cantidad de oro, una espada mágica y varias pociones y grimorios.
La baja sufrida me ha dolido, pero ahora tengo fondos suficientes como para reclutar un capitán para la banda (¡genial!) y hacer alguna otra adquisición adicional. Pero me temo que echaré de menos a Elsa en el próximo enfrentamiento.


Como siempre Frostgrave fue rápido y brutal. Terminamos bastante pronto y habríamos querido jugar otra más, pero las obligaciones no lo permitían en ese momento.
Pocos juegos (¡y poquísimos juegos de miniaturas!) son tan dinámicos y divertidos sin necesidad de complicaciones artificiosas, con ese factor "¿echamos otra?" que proporciona su rapidez.
Aquellos que estabais esperando a la edición en español estáis de enhorabuena. Ya podéis ir rescatando de las estanterías todas esas miniaturas de fantasía (o medievales) que teníais olvidadas -no hay necesidad de comprar miniaturas oficiales- y sumaros al juego de escaramuzas que está revolucionando el mundillo de los wargames a nivel internacional.

14 comentarios:

  1. La verdad es que estuvo divertido, y te das cuenta de que hechizos como barro o niebla son más útiles de lo que parecen, y que centrarte a machacar al mago contrario a veces no es la mejor solución. (Aunque hay hábitos que cuesta quitarte... XD)

    A ver que me se ocurre pa la próxima...XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de niebla fastidió, pero es que el de barro fue a parar donde más podía fastidiarme :D

      Comparo Frostgrave un poco con los juegos de rol sencillos tipo sistema d6: puede parecer menos sofisticado, pero al final resulta que al estar libre de mecanismos complicados lo que queda es pura diversión ^_^

      Eliminar
  2. Las cartas que hay en el borde de la mesa , qué son?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hechizos en forma de carta, para facilitar la consulta.
      http://thedicebaglady.net/frostgrave-spell-cards/

      Eliminar
    2. Pues espero que los señores de Ht se animen y las traduzcan, que no tengo ganas de hacerme unas con el magiconline :)

      Eliminar
    3. Lo veo muy factible ;)

      Eliminar
  3. La verdad es que al ver como hablais del juego me dan ganas de volver a darle una oportunidad... otra vez. Pero la mortalidad es tan alta y la diferencia de perfiles tan insignificante que me echa para atrás. Era un juego al que tenía unas ganas tremendas, estaba predispuesto a que me gustase, ya tenía planeadas compras de miniaturas de ESDLA para hacerme una banda de Uruk-Hai, pero a la hora de la verdad me decepcionó demasiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es rápido y furioso. Al hacerse tiradas enfrentadas puede ser que la impresión sea que los perfiles no influyen tanto como la propia suerte: es parte de la filosofía del juego. La mortandad es relativa; los combates no se eternizan, pero una baja no quiere decir que esa miniatura haya sido definitivamente eliminada si estás jugando una campaña.

      Es fácil adaptar el juego a los gustos personales. Tal vez el modo más habitual y sencillo es cambiar los d20 por d10, dándole así más importancia al perfil que a la tirada. Lo veo más como un apaño si el juego sí te gusta. Si no te atrae puede ser un parche que te deje igualmente insatisfecho. Ya es puramente cuestión de gustos.

      Eliminar
  4. Bonita mesa tenéis ahí montada y un buen informe. A la espera quedamos de ver como evoluciona vuestra campaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento con todos los buenos propósitos, como cualquier inicio de campaña :D

      Eliminar
  5. De que casa es la escenografía? chulisima la mesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablándote de memoria... creo que de cuando los edificios de Dave's Models eran gratuitos.
      http://www.davesgames.net/

      Eliminar