miércoles, junio 15, 2016

Tirano: Juegos Funerarios

Alejandro Magno ha muerto, y sus generales guerrean entre ellos por el control de su imperio. El conflicto se extiende por todo el mundo helénico: las polis griegas conspiran para librarse del yugo macedonio y la guerra ha llegado hasta el Euxino. Allí ha tenido lugar un golpe de Estado y Melita y Sátiro -hijos de Kineas- son obligados a huir hacia el exilio para salvar su vida. Y lo harán hacia Egipto, donde gobierna el general Ptolomeo, que llegó a trabar una relación de respeto y admiración con Kineas.

Si, esta serie va a mejor. No solo eso: cada volumen dirige el foco hacia un nuevo aspecto y un nuevo lugar del mundo helenístico. Cada vez más épica, acción, aventura y una documentación histórica impecable. Posiblemente nos encontremos con unas de las mejores novelas sobre el mundo griego. Y a partir de este tercer libro nos lanzamos de lleno a las fascinantes y turbulentas guerras de los diádocos, que acabarían con el sueño de Alejandro.

Parece difícil que se conjuguen calidad literaria, acción y documentación en una novela histórica, pero Cameron hace un trabajo fantástico. El libro resulta trepidante desde el primer momento, sin un instante para tomar aliento mientras nuestros héroes huyen hacia el sur atravesando regiones inestables hasta caer de lleno en la batalla de Gabiene. Primer gran momento de la novela en el que -dada la casi neutralidad política de nuestros protagonistas- contemplamos la batalla desde una colina (hasta que se deciden a tomar partido).
La ["spoiler" histórico] traición y captura de Eumenes resulta realmente emotiva, y nos hace pensar (como el autor cuenta en las notas y epílogos) que en un escenario tan fascinante como las guerras de los diádocos no hay realmente buenos y malos y cada cual tiene sus sinceros motivos, y que todos los personajes tienen la fuerza y la personalidad para convertirse en héroes de sus propias novelas.

El camino sigue hacia el sur hasta alcanzar Egipto. Allí podremos deleitarnos del sincretismo y los primeros tiempos de Alejandría mientras la trama de conspiraciones y asesinatos se intensifica.
No estaremos mucho tiempo allí antes de montar en una trirreme y partir hacia Rodas. En nuestro viaje naval tendremos emocionantes persecuciones, piratas, asaltos... todo ello bañado con trepidantes abordajes y embestidas, siendo testigos de las hazañas de los infantes de marina en primera persona.

Tras ello la novela se encauza hacia el gran final en la batalla de Gaza. Escaramuzas de peltastas, cargas de elefantes, choques de caballería, combates entre piqueros... La batalla se extiende durante un buen número de páginas poniéndonos en primera persona en las distintas unidades y puntos del campo de batalla con un resultado realmente emocionante. En estos momentos de las batallas se nota (muy para bien) la experiencia del autor en el reenactment, aplicando un enfoque más cercano al realismo que entre otros autores, consiguiendo que las escenas casi puedan ser experimentadas por el lector.

Además de las escenas de aventuras y batallas la documentación está maravillosamente cuidada en cada detalle. El día a día de las mujeres, los esclavos, los soldados en campaña, los sentimientos religiosos, templos y prostíbulos recrean con amor y detalle el mundo helenístico.
Para quienes se acerquen a esta serie sin saber demasiado de la época podrán realmente aprender al tiempo que disfrutan. Quienes aprecian y conocen el mundo helenístico podrán sentir que "están allí".

Recomendable 100%
Solo me cuesta decidirme entre la portada americana (con los protagonistas y los elefantes cargando en la batalla de Gaza) o la española (donde se ve al tutor espartano Philocles; que "debe ser el único griego que continúa usando un casco corintio").

10 comentarios:

  1. ¡¡¡Merde!!! Se me habían olvidado estas novelas, y las vuelves a sacar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomendable la serie entera ;)

      Eliminar
  2. Las sandalias van a egipto... menudo guión. XXDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien os vendrían estos libros a los profanos :P

      Eliminar
    2. Sin profanos no habría entendidillos como uds. :D

      Eliminar
    3. Casi que estamos obligados a ilustraros :P

      Eliminar
  3. Yo ahora mismo estoy leyendo el último de la serie, Fuerza de reyes, y me tiene tan enganchado como los anteriores. El tándem Melita-Sátiro masmola a kilos. Cameron me tiene el corazón robado desde que empecé con Sangre guerrera.

    Recomendados 100%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tío es un crack. No hay muchos autores que conjuguen una fidelidad histórica extrema y una acción desenfrenada, todo ello combinado con buen buen gusto.
      A ver si se animan a terminar de traducir la serie de la Larga Guerra. Y si cae la medieval tampoco nos quejaremos :)

      Eliminar
    2. Ale, ya me he acabado la serie. Me he quedado con ganas de más. Y me tienta mucho hacerme un ejército de DBA del reino del Bósforo jeje.
      Para paliar el mono estoy releyendo la Larga Guerra, y sí, a ver si lo traducen, si no me toca leerla en inglés (sin problema). La serie medieval además es con tintes fantásticos, no?

      Eliminar
    3. Sí, creo que la medieval tiene algún toque de fantasía.

      Terminé la serie Tirano hace tiempo, pero iré poniendo reseñas de los libros aquí con regularidad.

      Para DBA, DBM, FoG o lo que sea...:
      http://www.hippeis.com/gaming

      Eliminar