miércoles, noviembre 30, 2016

Open Combat: escaramuzas libres

Desde hace bastante tiempo estoy buscando mi juego de escaramuzas perfecto. Para serlo debe cumplir una serie de puntos:
1. Ser realmente de escaramuzas. Eso significa 3-10 miniaturas. No tantas como en Saga, por ejemplo.
2. Ser de temática abierta. Que no me limite a cierta ambientación.
3. Preferiblemente que no sea de un fabricante de miniaturas. Porque eso hace que las reglas estén dirigidas a vender sus minis.
4. Que sea sencillo. Porque si quiero jugar escaramuzas no quiero tener que estar consultando mil reglas.
5. Que no abuse de los marcadores. Porque distraen y deslucen.
6. Que de la sensación de ser un juego completo... y que no te venderán un número indeterminado de expansiones después.

Mi primer juego de escaramuzas de fantasía fue Mordheim. Marcó una época. Enfocado a una ambientación muy específica, pero magníficamente conseguido.
Años más tarde probé SBH y quedé profundamente decepcionado.
En su día eché un vistazo a Círculo de Sangre. Aunque a priori me pareció un trabajo impresionante, el nivel de complejidad lo alejaba de mis intereses.
 No mucho después descubrí Umbra Turris (reseña). A mi parecer muy interesante, pero no he logrado seducir a los jugones de mi alrededor.
En los últimos tiempos he estado involucrado en Frostgrave. Me parece un juego maravilloso, aunque también muy centrado en una filosofía muy específica.
Actualmente tengo en mi punto de mira Blood Eagle y Open Combat. Hace unas semanas me hice con este último; veamos qué pinta tiene.


¿Qué pinta tiene?
Open Combat es obra de Carl Brown, un veterano diseñador de Games Workshop, que ha contado con la ayuda de otro conocido de los de Nottingham en los playtestings: Gav Thorpe.
El manual lo distribuye su fabricante Second Thunder. Está disponible en pdf (15 libras) y físico (30 libras). Se extiende a lo largo de 102 páginas a color en doble columna, con fotografías de miniaturas en acción y alguna ilustración oldschool aceptable.
Las reglas en sí (incluyendo los listados de habilidades, terreno, etc.) ocupan 46 páginas. Este análisis tratará sobre ellas únicamente.

Filosofía
Tal como sugiere el título es un juego abierto. El autor nos explica que quería un sistema que ofreciese libertad para representar con muñequitos la escena que acabamos de ver en una película o leer en un libro. Leyendo el manual sí que me sugiere esa sensación.
La forma de lograrlo es dando al jugador una libertad total para crear los perfiles de sus miniaturas. El juego ofrece un sistema de puntos para que cada cual pueda hacerse el personaje o criatura que desee.
Así pues puede dotarse de ambientación histórica o más o menos fantástica. Todo ello pre-armas de fuego (no es un problema para mi, pero puede ser un punto a tener en cuenta para otras personas).

¿Qué necesitas para jugar?
Lo habitual en este tipo de juegos:
- Miniaturas
- Papel y lápiz para seguir los perfiles de tus miniaturas
- Dados de 6 caras y cinta métrica
- Escenografía (cuanto más abundante menos será un tiro al pato)
- Un terreno de juego de 60x60cm (un tablero de DBA)
De salida me gana el que no se necesiten contadores. El lápiz será necesario porque las heridas habrán de anotarse en la ficha (yo sugeriría colocar un dado sobre ella a modo de contador de vidas; mucho más práctico que estar borrando y escribiendo nuevas cifras).
Personalmente (y sin haberlo puesto a prueba) tal vez un tablero de 60x60 se me haga algo corto, pero el poder jugarlo en cualquier mesa también lo hace atractivo.

El turno de juego
El jugador con la iniciativa irá seleccionando cada una de sus miniaturas. Estas podrán realizar dos acciones. El turno termina cuando un jugador ha actuado con todas sus miniaturas o ha perdido la iniciativa. Cuando una miniatura falla al realizar una acción la iniciativa pasa al oponente.

Perfiles
Muy sencillos.
Velocidad. Lo que mueve la miniatura en pulgadas, pero también su destreza.
Ataque. Lo bueno que es repartiendo cuerpo a cuerpo o con armas de proyectiles.
Defensa. La capacidad de evitar ser herido, ya sea por su agilidad o por su armadura.
Fortaleza. Los puntos de vida.
Mente. Igual, pero psíquicos. Como en el HQ.

Batalla de Open Combat, por Mattias Darrow

Combate
La chicha del juego y donde es original (o no tanto realmente, como veremos más adelante).
El atacante compara su valor de ataque con el valor de defensa del rival. Si su valor de ataque es igual o menor lanzará 1D6, si es superior y hasta el doble que la defensa de su oponente tirará 2D6,  y si le supera por más del doble serán 3D6.

Esos dados se toman y, tras consultar los modificadores correspondientes, se chequean en una tabla:
1. Falla y pierde la iniciativa
2. Falla
3-4. Hace retroceder al oponente
5. Logra una herida menor
6. Logra una herida grave
Si una miniatura retrocede lo hará 1 pulgada hacia atrás. Una herida significará la pérdida de un punto de Fortaleza. Una herida grave supone sufrir un punto de daño a Fortaleza y ser empujado 1 pulgada.
Esto es igual tanto para combate cuerpo a cuerpo como para disparo.

Cuando una miniatura ve su Fortaleza reducida a 0 es eliminada como baja.
Cualquier miniatura que no esté en combate puede invertir una acción en descansar para recuperar un punto de Fortaleza o de Mente.

Crear tu banda
Aquí está la libertad de Open Combat.
Tienes 150 puntos (o los que acuerdes con tu oponente) para crear tu banda.
- Debes asignar valores al perfil de cada miniatura en un ratio 1:1. Es decir, Ataque 6 te costará 6 puntos.
- Puedes elegir equipo a razón de 1 punto por pieza. Es decir, tanto una lanza como un arco te costarán 1 punto cada una.
- Puedes elegir habilidades a razón de 1 punto cada una.
Tan fácil como parece.

Una vez hayas terminado tu banda deberás elegir a su líder. Este proporcionará a sus secuaces la posibilidad de repetir tres tiradas a lo largo de la partida.
Además deberás calcular el Punto de Ruptura. Esto se hace sumando los perfiles de Fortaleza y Mente de todos los componentes de tu banda y dividiéndolo entre dos. Cuando una banda alcanza el Punto de Ruptura abandona el campo de batalla y termina la partida.

Armas
Sin misterios. La armería y la descripción y las características de cada una. A 1 punto por pieza.

Destrezas y habilidades
Lo que os imagináis. Un listado (no muy extenso) del que se puede seleccionar la que se desee al coste de 1 punto cada una.

Open Combat ¿histórico? Vikings vs Skraelings, por Alan Hughes

Terreno
La habitual descripción de cada tipo de pieza de escenografía y cómo afectan al juego.

Reglas adicionales
Lo que vendrían a ser las reglas avanzadas. El autor sugiere introducirlas cuando se le tenga pillado el tranquillo al juego.
Esconderse, saltar, trepar, caídas y acciones combinadas (la posibilidad de activar un grupo de forma simultánea).
Cuando se realiza un acción combinada una de las miniaturas da una orden y el resto la siguen; Seguidme, Conmigo y Descarga de Proyectiles.

Escenarios
Para que no sea un mata-mata. Un total de 3 escenarios. Sí, ya podría haber alguno más. En cualquier caso no es difícil crearlos o adaptar los de cualquier otro juego (o situaciones de libros y películas).

Hojas de control
En la opción de la clásica lista de ejército o las fichas oldschool para cada miembro de la banda.

Tortazos en Open Combat, por Mattias Darrow

CONCLUSIONES
Open Combat se presenta como el juego más abierto que he conocido. El poder diseñar tu banda exactamente como deseas es algo que valoro muy positivamente en este tipo de juegos.
Esta libertad permite a los jugadores plasmar sus ideas de cómo deberían ser las cosas, evitando disentir de un perfil ya establecido. Es esta característica la que permite, a partir del mismo manual, crear una banda de sajones o de elfos (¡y poder enfrentarlos si se tercia!).

El combate no resultará completamente nuevo para los más veteranos (como apuntaba) ya que, como algunos habréis notado, tiene una evidente reminiscencia a Blood Bowl. De hecho el editor vende sets de dados con diseños similares a los del juego de fútbol medieval fantástico en el que los números son sustituidos por iconos, para no tener que consultar la tabla de resultados (no son para nada necesarios, pero son resultones, para qué negarlo).

Tras la lectura teórica, y habiendo consultado algún informe de batalla, el juego parece muy interesante. Open Combat reúne al mismo tiempo una flexibilidad total con unas mecánicas muy sencillas. Personalmente es algo que valoro mucho. Como menciona el autor el manual inmediatamente te inspira a imaginar escenarios o a recrear los del cine y las novelas. Personalmente los primeros que se me han ocurrido han sido las peripecias de un grupo de halflings perdidos entre túmulos y un grupo de viajeros enanos asaltados por orcos y trasgos.

En cualquier caso, como decía al principio, la simplicidad del juego choca con el precio del mismo. Son 46 páginas de reglas (102 reales) a 30 libras el físico y 15 el digital. Si costase la mitad lo recomendaría con entusiasmo (o 20 y 10 euros; creo que muchos preferirían pastas blandas por un menor precio). Considerando su precio lo dejo a la decisión de cada cual, según su economía y el interés que le hayan despertado estas líneas. Como producto tal vez algo caro, como juego muy interesante.

20 comentarios:

  1. vaya!Pues la verdad es que la premisa es interesante!
    voy a tener que investigar partidas donde se haya puesto en acción lo que expone el libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay varios informes de batalla por la red. En acción es bastante dinámico, y la representación del combate satisfactoria.

      En cuanto podamos hacemos nosotros uno ;)

      Eliminar
  2. Estuve a punto de pillarlo este año en el Salute pero el precio me echo un poco para atrás, ¿Que tal el sistema de magia? Es siempre lo que rechina de estos reglamentos genéricos , Frostgrave a parte claro xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sistema de magia... digamos que se basa en la ambigüedad.
      Supongamos que llevas una miniatura de mago; quieres que lance el clásico Misil Mágico, así que le equipas con un arco y asumes que lo que está haciendo en realidad es lanzar proyectiles de energía. Después puedes dotarle de habilidades que "cuenten cómo" los hechizos que creas en esta línea.
      Al menos es lo que he ido viendo que hace la gente. No es lo más elegante del mundo, pero resulta funcional.

      El precio es un gran problema, IMHO.

      Eliminar
  3. Que buena pinta!!! me lo apunto. Gracias por una reseña tan buena!!!

    ResponderEliminar
  4. Me parece un sistema de juego interesante, y que evita lo que no me gusta de frostgrave, la magia. Su mayor bondad y su debilidad es que es un juego para jugar amigable total, crear trasfondo y divertirse inventando engendros sin preocuparse de qué "renta" más. Coincido, muy caro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se han hecho torneos en UK estableciendo algunas limitaciones, pero creo que lo interesante del juego es aprovechar la libertad creando bandas y escenarios y jugar con amigos disfrutando al estilo oldhammero con su componente rolero (el clásico "contar una historia juntos").

      El precio me parece un grandísimo problema. Personalmente sería partidario de un PDF muy barato (si no gratuito) y un físico en cuartilla con pastas blandas a 15 €. Sería más popularidad = más ventas.

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo en lo del precio, es una pena. Queria preguntarte como lo ves para iniciar en los wargames a alguien que nunca haya jugado y que provenga solo de juegos de mesa, porque lo veo bastante simple y facil de cara a poder jugar con las minis que quieras sin problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mismo manual ya presenta una forma de ir introduciendo reglas según se coge experiencia.
      Lo mejor sería hacer un par de bandas básicas a unos 100 puntos sin habilidades para pillar la mecánica y, en las siguientes partidas, que ambos jugadores modifiquen ya las bandas al gusto sabiendo cómo funciona el motor.

      Me parece una buena opción para iniciarse. Poder jugar en 60x60 también ayuda, porque crea un entorno más controlable y se podría decir que una atmósfera más cercana a un juego de tablero.

      Eliminar
  6. Buenas, estupenda entrada! Open Combat lo tengo desde hace ya un tiempo y me parece un juego genial por todo lo que comentas, sobretodo el poder jugar con lo que te plazca. Por otros motivos lo tenía un poco en dique seco pero me has vuelto a despertar el hype por él. Quiero mirar de hacer una prueba de juego y contarte mis impresiones.
    PD: Enhorabuena por el blog, no suelo comentar mucho por falta de tiempo pero si que lo leo a menudo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo mismo digo, porque yo también suelo cotillear vuestro blog :)
      Por cierto, impresionante (y mucha envidia) lo que estáis montando con Star Wars.

      Si jugáis a Open Combat subid ese informe, por favor ;)

      Eliminar
  7. Gav Thorpe no ha hecho un "playtesting" en su vida :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que habrá otros que le harán bueno :D

      Eliminar
  8. Muy bien pinta este manual y muy bien lo explicas en la entrada. Voy a investigar al respecto...

    Entrada muy útil, gracias.

    ResponderEliminar
  9. No habia visto esta entrada me pregunto por que....
    Miedo...XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Acabas de tener una premonición? :P

      Eliminar
    2. Sip, me he visto leyendo un reglamento a toda prisa para corregir los errores de lectura fruto del salvame... :P

      Eliminar
    3. Ah, por eso te puse copia ;)

      Eliminar