miércoles, febrero 28, 2018

Reseña: Blood Eagle

Cuando empezó a hablarse de él me dio un hype tremendo, y lo tuve en mi punto de mira hasta que, por una u otra razón, lo había medio olvidado. Al final, mucho tiempo después, he conseguido hacerme con una copia.
Vamos a echarle un vistazo.


Blood Eagle es un juego de Charles Murton y Craig Cartmell, que juntos forma The Ministry of Gentlemanly Warfare, y son la gente detrás de los populares ITEN e In Her Majesty's Name.
Blood Eagle comparte con estos el mismo motor ya estructura de maquetación. Así pues las mecánicas son, en líneas generales, las mismas que expliqué en la reseña de In Her Majesty's Name; dadle un repaso si queréis saber cómo van las reglas.
El libro en sí está maravillosamente estructurado: al igual que en el caso de In Her Majesty's Name los capítulos y secciones numeradas facilitan muchísimo la lectura y consulta.
Tenemos unas cuantas fotografías de miniaturas, lo cual está muy bien, pero se echan de menos las ilustraciones (al menos para la portada). En cualquier caso, siendo una compañía formada por dos amigos, imagino que contar con un ilustrador(es) elevaría más allá de lo asumible los gastos de un producto así.
Es una publicación de  100 páginas en "tamaño revista" (21x30cm aproximadamente): más grande que un manual de Osprey y sorprendentemente pesada. Las pastas son blandas y sería recomendable forrarlo si se le va a dar buen uso.

Blood Eagle está centrado en la Edad Oscura (más concretamente en la Era Vikinga), con un espacio opcional para la fantasía del periodo. Obviamente esto requiere que existan una serie de reglas específicas para este periodo, principalmente relativas a las armas y armaduras.
Otra novedad -pequeña, pero importante- es la inclusión de los Puntos de Héroe; una forma de dar la sensación de que una miniatura tiene varias heridas pudiendo repetir su salvación (en el sistema ITEN todo el mundo tiene una herida porque una lanzada en las tripas es igual de incapacitante seas el rey de Dinamarca o un aldeano con un palo). Estos Puntos de Héroe también sirven para darle más chicha a las criaturas fantásticas, como veremos más adelante.

Como en los juegos anteriores Blood Eagle nos presenta varias bandas preconstruidas; desde unos incursores genéricos, hasta bandas de renombre como la del mismísimo Ragnar Lodbrok. Sajones, francos, pictos, irlandeses y galeses entre otros pueblos del periodo.
Tal vez lo más importante sea la sección que abre el apartado de bandas, y que nos presenta un patrón de puntos para que confeccionemos lo que deseemos. Así que si quieres hacerte una banda del reino de Asturias, de eslavos, moros o bizantinos, no tendrás ninguna limitación.

Adicionalmente se expone un listado de habilidades/dotes para personalizar más aun tus personajes


El manual se cierra con un buen número de escenarios y variaciones (para no caer en el mata-mata de siempre) y un sistema para crear y jugar tu propia saga.
Hasta ahí todo normal, pero Blood Eagle también tiene una variante inesperada: fantasía.

Puedes tomar Blood Eagle tal como lo he descrito hasta ahora y jugarlo como un juego 100% histórico, pero el reglamento también tiene la opción de introducir tantos componentes fantástico como desees.
El más sutil puede ser el sistema de magia: las bandas cristianas pueden llevar sacerdotes que realicen milagros, mientras que los paganos tienen individuos que conocen los caminos de la brujería
Además de esto tenemos un bestiario de criaturas fantásticas y bandas de héroes de leyenda y seres sobrenaturales.
Con esto podemos enfrentar a nuestros vikingos a un troll o a un jötunn, ponernos al mando de una banda de sidhes o draugr (los zombies vikingos populizados por Skyrim), reclutar a Beowulf o Cú Chullain, o ser asaltados por el mismísimo Grendel.



Si he de citar algo negativo de Blood Eagle (y del sistema ITEN en general) es Valor de Armadura. Aunque el resto del reglamento es bastante genérico y flexible, las armaduras se listan con excesivo detalle. Así, un conjunto de armaduras (digamos armadura de cuero, casco y escudo) proporcionan un Valor de Armadura X.
Cuando miramos el perfil de una miniatura en una banda preconstruída nos encontramos con todas sus características excepto Valor de Armadura, en cuyo lugar tendremos un listado de su panoplia... con el que tendremos que ir al apartado correspondiente y obtener el Valor de Armadura, que será el necesario durante el juego.
En mi opinión -y dado que está matemáticamente expuesto en el sistema de puntos para crear bandas-, no era necesario ser tan específico. Bastaría decir que tu vikingo genérico tiene un Valor de Armadura X y ya supondremos qué equipo lleva. Y ni siquiera eso, porque tal vez quiera crear un personaje muy ágil y que esto se vea reflejado en su Valor de Armadura, no porque lleve una, si no porque es capaz de esquivar ataques con bastante éxito.


Personalmente creo que lo tomaré como mi juego de escaramuzas de referencia para este periodo. Me metí en Saga según apareció pero, sin dejar de resaltar su originalidad, no es un sistema que me haya ganado, y Blood Eagle encaja mucho mejor en mis gustos. Sobre todo lo destaco por su flexibilidad a la hora de permitirte crear la banda o la criatura que tú desees.
He de decir que una de las características más seductoras de Blood Eagle para mi fue esa posibilidad de crear bandas de fantasía; ya que había leído varios mods de aficionados sobre el sistema de In Her Majesty's Name y estaba pensando en hacer lo propio.
Cual no sería entonces mi desconcierto al leer el blog de los autores poco después de tener en casa Blood Eagle y descubrir que, precisamente, están trabajando en un manual de fantasía que, al parecer, saldrá a la venta este otoño. Thud & Blunder, se llamará.
En cualquier caso -y al menos hasta entonces- Blood Eagle cumple mis expectativas y cubre mis necesidades en este género.

Desde aquí lo recomiendo. Si queréis conocer las reglas básicas podéis descargaros gratuitamente su primera encarnación como sistema para un entorno ci-fi: ITEN.

16 comentarios:

  1. Muy buenos días. Coincido punto por punto en tu análisis.
    Si bien Saga v1 me encanta, los trabajos de los gentelmans son un fijo en mi bolsa de la compra.
    Lo que no sabía era que estaban trabajando en uno nuevo de ambientación fantástica...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sigan así parece que siempre voy a tener algo suyo en la lista de deseos :D

      Eliminar
    2. A mi me falta el gothic, pero teniendo los tres de IHMN no tengo claro que aporta, parece estar bien cubierto el mundo sobrenatural victoriano.

      Eliminar
    3. Me suena como que llevaba un sistema de campaña/ambientación en Transilvania.
      Personalmente con el steampunk me quedé en el IHMN.

      Eliminar
  2. Yo me declaro fan del motor en general. He jugado a Iten, y tengo el resto de juegos, y aunque todavía no he podido jugarlos, ahora que tengo cikingos para Saga, probablemente también juegue alguna a Blood Eagle. Quizás lo único que echo en falta, más que lo que comentas de la armadura, son más talentos o poderes, pero bueno, nada que no puedas hacer tu. A ver que tal el Thud & Blunder, a ese si que le tengo muchas ganas^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el siguiente paso que podíamos esperar, estando los aficionados haciendo versiones de fantasía prácticamente desde ITEN.

      Eliminar
  3. A mi el sistema de encanta, de hecho publiqué una modiciación en mi blog a las armaduras para jugar con griegos, y creo que funcona muy bien. Lo único que me rechina del juego es lo poderosa que es la lanza.Que la juego con un Fate de -1, no de -2.
    Estoy deseando que salga de el Fantasy, parece ser que va ir muy en plan D&D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estaba pensando en ti ;)

      Promete mucho Thud & Blunder. En mi lista de deseos desde ya.

      Eliminar
  4. Desde luego es un sistema de juego que, por concepto y ambientación, parece diseñado pensando en ti :D

    Lo cierto es que leyendo la reseña, no tiene nada pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tiene un trabajo de síntesis maravilloso; no es nada fácil lograr algo así (y que el resultado funcione).
      Sí, de esos juegos que me gustaría haber escrito ;)

      Ahora estás buscando cosas más grandes, pero para escaramuzas te lo recomiendo encarecidamente. Además va genial para poder jugarlo con gente ajena al mundillo wargamer.

      Eliminar
  5. Quizás el único pero que le puedo poner al motor de juego es el uso excesivo de marcadores en según que situación, por lo demás uno de mis sistemas de juego favorito, no sabia nada de ese Thud & Blunder, tiene toda la pinta de que se convertirá en mi reglamento de fantasía de cabecera, gracias por el chivatazo Endakil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la sensación de que, a poco que se publicite un poco, Thud & Blunder puede funcionar mejor que los anteriores.

      Los contadores, bueno, excepto circunstancias muy excepcionales (tipo "arma rota") tampoco es tanto. Lo único para marcar qué miniaturas han actuado, sobre todo si son muchas.

      Eliminar
  6. Thanks for the excellent review :)
    In Thud & Blunder we have simplified armour by taking out the separate helmets. So now it is just a choice of armour and shield.
    Cheers,
    Craig

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you, Craig
      You got me from hype to hype! :D

      Eliminar